sobrarbe 

Unanimidad en la Fueva en sus alegaciones contra el proyecto de la planta fotovoltaica flotante de Mediano

Los vecinos, el Ayuntamiento de la Fueva y la Plataforma la Fueva no se vende han presentado alegaciones ante el INAGA

Placas solares La Fueva
Los municipios de la Fueva contra la instalación de grandes parques fotovoltaicos.

El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, INAGA, recibirá en breves las alegaciones presentadas por los vecinos del valle de la Fueva, del municipio de Mediano, del Ayuntamiento y de la Plataforma ciudadana “la Fueva no se vende” en contra del proyecto de la planta fotovoltaica flotante que la empresa Mediano Solar S.L proyecta instalar en la parte izquierda del embalse de mediano.

Un escrito en el que se recogen las consideraciones y alegaciones pertinentes contra este proyecto para que el INAGA resuelva su “inadmisión” por ser “manifiestamente inviable tanto por razones medioambientales como económicas, sociales y de calidad para las personas”.

telegram2021

El documento recoge un total de doce consideraciones entre las que destacan las alusivas a criterios medioambientales como es la instalación de la línea de evacuación de la energía generada en la planta por el centro del núcleo urbano o alegaciones más técnicas como el proceso en el que se encuentra el Ayuntamiento de La Fueva, desde el pasado 7 de junio, que está en la fase de aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana, situación que genera la suspensión de licencias en todo el término municipal de La Fueva, en tanto no esté definitivamente aprobado dicho Plan, en aplicación del artículo 77.2 y 3 del Texto Refundido de la Ley Urbanística de Aragón.

Además, entre las especificaciones contrarias al proyecto que se encuentra en fase de estudio por el organismo autónomo se añade que “la mayor parte del tejido social de la comarca vive del turismo, encontrando en su singular paisaje el mayor de los reclamos. Instalaciones y proyectos como éste truncan el motor socioeconómico de nuestro municipio. No somos un territorio industrializado y nuestros consumos energéticos son residuales en comparación con la electricidad ya generada en los saltos y embalses de los ríos que recorren nuestra Comarca. Territorios ya castigados por este mismo motivo en otros tiempos y que diezmaron el censo poblacional de nuestro valle. Medioambientalmente un proyecto que amenace a una especie del Pirineo sería insostenible. Hoy de nuevo, esa “especie” somos las personas que aquí habitamos”.