jaca

Vecinos del entorno de la Escuela Militar piden que se minimicen las molestias de los helicópteros

Helicóptero del ejército sobrevolando la zona residencial de Jaca
Helicóptero del ejército sobrevolando la zona residencial de Jaca

El exterior del Acuartelamiento San Bernardo de Jaca se utiliza como helipuerto en numerosas operaciones de rescate, pero también en las maniobras de formación que organizan asiduamente. Un grupo de vecinos de la calle Albareda, hartos de las molestias y los riesgos que conlleva, quieren trasmitir a los responsables de la Escuela su malestar y pedirles mayor cuidado. Aseguran que los helicópteros pasan a 20 metros de sus tejados y que no intentan evitar el sobrevuelo de viviendas. La normativa, explican, habla de una distancia mínima de 150 metros y eso no se cumple en muchas ocasiones, aseguran.

Por ello, están preparando una carta para enviarla tanto a la jefatura de la Escuela Militar de Montaña como al Ayuntamiento de Jaca. Explican que sus quejas se suscriben a las operaciones de formación y no a los recates u otras operaciones de urgencia. Aseguran que ha habido días con hasta 16 aterrizajes, con sus despegues correspondientes, y que algunas maniobras se hacen de madrugada. Piden que en esas circunstancias se utilice otra pista de aterrizaje. “No sólo son los ruidos y las vibraciones, también el riesgo de seguridad que siempre conlleva un aterrizaje o despegue”.

Helicóptero del ejército sobrevolando la zona residencial de Jaca
Comentarios