nieve

Viernes Santo con buena afluencia de esquiadores a las pistas de esquí del Pirineo Aragonés

Tras una noche con nevadas en las estaciones de esquí del Pirineo Aragonés, el viernes se ha ido despejando, convirtiéndose en una jornada con nubes y claros. Las condiciones de nieve son muy buenas, ya que en los últimos días de la temporada, la calidad de nieve es polvo y los espesores superan en las zonas altas los tres metros de nieve. La afluencia de esquiadores a pistas es buena, y se espera cerrar la Semana Santa de forma muy positiva.

Los centros invernales tienen abierto prácticamente el cien por cien de sus remontes y pistas, En el Pirineo Aragonés, la oferta de superficie esquiable supera los 300 kilómetros. En el valle del Aragón, Astún y Cadanchú con 45 kilómetros de pistas abiertas en cada estación. En el valle de Tena, Formigal-Panticosa con 161 kilómetros y en la parte oriental, en la Ribagorza, Cerler con 55 kilómetros,

En cuanto a los espacios nórdicos todos están abiertos, también con muy buenas condiciones de nieve, Linza, Somport, Candanchú, Balneario de Panticosa, Pineta y Llanos del Hospital.

La predicción señala para el sábado cielo cubierto con precipitaciones de nieve a partir de la cota 800 metros. Para el domingo intervalos nubosos y no se esperan precipitaciones

Comentarios