publicaciones

Villanúa recoge sus casa tradicionales desde el siglo XIX en un Cuaderno de Viaje

El libro se pondrá a la venta a partir de 7 de enero, en el Ayuntamiento, la Biblioteca y la Oficina de Turismo, por 10 euros

Dibujos libro Casas de Villanúa
Dibujos libro Casas de Villanía

Casas de Villanúa” es el título del libro que acaba de editar el Ayuntamiento de la localidad pirenaica recopilando las casa tradicionales existentes desde el siglo XIX hasta 1950, aproximadamente. La obra es una atractivo cuaderno de viaje en el que recogen 105 edificaciones en dibujo y se explica el origen y la historia de cada una de ellas. El libro se pondrá a la venta a partir de 7 de enero, en el Ayuntamiento, la Biblioteca y la Oficina de Turismo, por 10 euros
La obra es un ejemplo de implicación vecinal ya que cuenta con los dibujos de Antonio Maestro Magaz, Secretario de la Asociación De Vuelta con el Cuaderno, residente en la localidad desde hace unos años, y la historia y documentación recopilada, durante años y de manera oral, por otros vecinos como Pedro Marín, Mariano Terrén, Valentín Bartolomé y Fran Brunet
Los dibujos son obra del dibujante Antonio Maestro Magaz, Secretario de la Asociación De Vuelta con el Cuaderno, que ha dibujado a mano alzada, “in situ” y con todo tipo de detalle cada una de las casas. Los datos, origen e historia de cada una de las casas están basados en la escasa documentación que se conserva y en la tradición oral y el conocimiento que durante años han ido recabando varios vecinos de la localidad, como Pedro Marín, Mariano Terrén, Valentín Bartolomé y Fran Brunet.
“Es un muestrario de la historia y tradición de Villanúa, realizado gracias a la implicación vecinal, que ayudará a que nuestra historia y nuestros orígenes perduren en el tiempo y que puedan conocer las generaciones más jóvenes y las venideras”, comenta Ana Etxabe, responsable de la Concejalía de Cultura, que ha liderado el intenso trabajo desarrollado, principalmente, durante esta pasada primavera y verano.
Hablar de la “casa” en Aragón no es solo hablar del inmueble. “Según nuestro derecho foral, los usos y costumbres, una Casa equivale a una unidad familiar, que llegaba más lejos del parentesco. Era al mismo tiempo una unidad económica, social y mucho más. Fue la clave del surgimiento de este territorio desde la Edad Media. Es anterior al pueblo, a la villa o la ciudad. Es un lugar de tradición y costumbre, con características propias y diferentes a otros lugares”, señala Pedro Marín, uno de los “alma mater”, en el prólogo del libro.