agresión en jaca

Visto para sentencia el juicio por una agresión racista en Jaca

La Fiscalía mantiene los tres años de prisión para cada uno de los seis militares de la Guardia Real

El juicio por una agresión ocurrida en enero de 2014 en Jaca quedaba este viernes visto para sentencia después de cinco sesiones y la intervención de decenas de testigos. El Ministerio Fiscal mantiene la acusación de tres años de prisión para cada uno de los militares de la Guardia Real por un delito de lesiones con connotación racista a Habib Benziane y otra falta de lesiones al policía local Carlos Acín, ambos amigos y muy conocidos en la localidad. La Fiscalía sigue pidiendo la libre absolución para Habib Benziane, que también fue acusado de agresión por dos de los militares, una petición que en el último día del juicio se rebajaba a falta lesiones.

La defensa de Habib Benziane y Carlos Acín manifestaba su satisfacción tras acabar el juicio y quería destacar la sintonía entre su petición y la del Ministerio Fiscal. La letrada Clara Biec explicaba que tanto los médicos del hospital, urgencias, el médico forense han declarado que no observaron lesiones en los militares que acusan a su cliente.

También recuerda que hubo otros dos ciudadanos de Jaca, dos primos, que denunciaron que aquella noche unos militares les habían agredido en otro incidente. Estos dos vecinos de Jaca declaraban en el juicio como testigos porque no llegaron a ejercer la acción penal. Tampoco pudieron identificar a ninguno de los agresores.

Uno de los abogados de los militares, Antonio Suárez-Valdés, sigue pidiendo la libre absolución de sus clientes y critica especialmente el agravante racista de la denuncia. “No tiene sentido ya que nuestros clientes conviven diariamente con personas de origen extranjero en las Fuerzas Armadas”. Asegura que si no se consigue la libre absolución recurrirán al Tribunal Supremo.

La abogada de la acusación por su parte asegura que cuando salga la sentencia quieren denunciar a los militares que acusan a Habib.

Comentarios