salud pública

Vuelven a la normalidad La Litera, Cinca Medio, Monegros y Barbastro ciudad

La zona del salud de Albalate de Cinca, a pesar de pertenecer al Cinca Medio, junto al Bajo Cinca y la ciudad de Huesca se mantienen en la fase 2 

Se incrementan el número de pruebas PCR en Sariñena / Imagen del blog "desde Monegros"
Se incrementan el número de pruebas PCR en Sariñena / Imagen del blog "desde Monegros"

Desde este martes, las comarcas oscenses de La Litera, Cinca Medio, Monegros y Barbastro ciudad vuelven a la normalidad. Así lo ha confirmado el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, en las declaraciones previas a la reunión con las gestoras de residencias. La buena evolución de los casos es lo que les ha llevado a tomar esta decisión. 

LAMBÁN 1 NORMALIDAD 04

Hay algunas zonas básicas de salud concretas que pertenecen al Cinca Medio, como Albalate de Cinca, donde seguirán en fase 2 flexibilizada, ya que, según indica Lambán, "seguimos viendo un aumento significativo de casos que hay que atajar". Dicha zona de salud comprende a los municipios de Santalecina (San Miguel de Cinca), Alcolea de Cinca, Albalate de Cinca, Belver de Cinca y Osso de Cinca, localidades que se mantendrán en la fase 2, al igual que en la comarca del Bajo Cinca y la ciudad de Huesca.

LAMBÁN 2 NORMALIDAD 04

En el resto de Aragón, también van a continuar en la fase 2  la comarca central y la comarca de Caspe. Lambán espera que en próximos días pueda dar noticias positivas "que tanto espera" la sociedad aragonesa.

Cabe recordar que, a pesar de la vuelta a la normalidad, en todo el territorio aragonés Sanidad ha decidido unificar medidas de restricción, de forma que se restringe el ocio nocturno, se prohíbe el botellón y las peñas, la hostelería tendrá un cierre obligatorio a las 01:00 horas y se mantiene el aforo en este sector, así como mantener un número de personas agrupadas máximo.

Respecto al sector frutícola, Lambán señala que no es posible que se sigan produciendo situaciones de descontrol. "El control es difícil si no existe proactividad de los empleadores (3.000)". El presidente confía en que las medias surtan el efecto deseado. "No echamos las campanas al vuelo, estamos haciendo cada vez más rastreos y PCR", dice.

Comentarios