CULTURA

Aínsa revive su pasado en la fiesta de La Morisma este sábado

Más de 450 vecinos ataviados de moros y cristianos dan vida a esta recreación histórica, que se recuperó hace 50 años, aunque tiene 400 años de vida

Morisma Aínsa
Representación diurna de La Morisma en anteriores ediciones.

La villa medieval de Aínsa vive este fin de semana uno de los momentos más nostálgicos y especiales para sus vecinos con la recreación histórica de la fiesta de La Morisma. Esta dramatización, que se celebra de manera bienal, regresa a la plaza Mayor de Aínsa este sábado a las 22.30 horas con la participación de 450 vecinos y 120 voluntarios. Un total de 1.200 personas podrán disfrutar del espectáculo desde las gradas y las sillas habilitadas.

Casi 50 años después de su recuperación en 1970, y cuando se cumplen 20 años desde que fuera declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón, la Asociación Cultural La Morisma trabaja ahora para lograr que la celebración sea declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Motivos sobran, para la presidenta de la asociación, Isabel Bergua, que subraya el carácter histórico de la celebración, el hecho de que los textos hayan pasado de manera oral de padres a hijos y que la representación recuerde una de las batallas más importantes de la época.

MORISMA FIESTA NACIONAL

El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, destacaba la importancia de La Morisma a nivel social en la localidad. Este año, señalaba una novedad: el papel del rey moro pasa, tres décadas después, del padre al hijo; todo un acontecimiento para la recreación.

MORISMA 18 2

Isabel Bergua ha enfatizado que “La Morisma es, ante todo, una representación que une a toda la población, mayores, jóvenes y niños convirtiéndonos en actores y figurantes por un día, sustituyendo con ilusión y emoción la falta de profesionalidad que podamos tener; es un sentimiento profundo a la tradición, que no entiende de edades y que tiene como resultado un éxito representación tras representación y una celebración, y aquí radica el verdadero milagro de la cruz, que se viene celebrando desde el siglo XVII”.

Actividades previas

Una de las novedades de esta edición es que la Asociación Cultural La Morisma de Aínsa ha organizado actividades previas a la representación. Este viernes, el mercado y el campamento medieval abrirán sus puertas a las 18.00 horas, y también habrá atracciones infantiles. A las 18.30 horas, taller de instrumento musical con caña en las calles del mercado medieval, y a las 19.30 horas, torneo a caballo con armadura. Por la noche, desde las 22.00 horas, ensayo general de la representación de La Morisma.

El sábado, la actividad comienza con la apertura del mercado medieval y del campamento a las 11 horas. A las 11.30, taller de dibujo natural de rapaces para niños y a las 12.00 horas, pasacalles ‘La Ringlera’, desde la plaza Mayor. A las 12.30 horas, taller de cerámica en las calles del mercado; y a las 13 horas, explicación y demostración de guerreros, armas y armaduras en el patio del Museo. Seguidamente, combate entre caballeros en la plaza San Salvador.

Por la tarde, en las horas previas a la representación, taller de instrumento musical con caña (17.30 h); exhibición de cetrería (18.00 h) y pasacalles ‘La Ringlera’ desde la puerta de entrada de la calle de Abajo. A partir de las 19.30h, combate escénico entre dos caballeros a las puertas del castillo. A las 21 horas se procederá al cierre de la plaza, que volverá a abrir sus puertas a las 21.30 horas para acoger a todos los asistentes a la representación de la fiesta de La Morisma, a las 22.30 horas.

El domingo continuarán las actividades paralelas a la representación, con el mercado y el campamento medieval; las atracciones infantiles, danzas medievales, exhibición de cetrería, pasacalles y talleres. El campamento medieval cerrará sus a las 16 horas, y el mercado, a las 20 horas.

Comentarios