ENTREVISTA

Arán Lozano, de Boltaña a la revista Forbes gracias a su talento creativo

El cofundador de Amarist ha sido elegido por Forbes en la categoría de Arte y Cultura. Ahora prepara un proyecto innovador para la plaza de Boltaña

Arán Lozano y Clara Campo, socios fundadores de Amarist, en la plaza de Boltaña.
Arán Lozano y Clara Campo, socios fundadores de Amarist, en la plaza de Boltaña.

Arán Lozano nació y creció en Boltaña, y ha sido elegido junto a su socia, Clara Campo, como uno de los jóvenes menores de 30 años más brillantes de Europa por la revista Forbes en la categoría de Arte y Cultura. Arán y Clara son los cofundadores de Amarist, un estudio creativo dedicado al arte y al diseño contemporáneo con sede en Barcelona y que dio sus primeros pasos en 2014.

"Es punto de inflexión en tu trabajo de los últimos años, y una manera de decirte que estás trabajando en la buena línea", confiesa Arán Lozano, que afirma que "más que una lista de jóvenes influyentes, Forbes destaca a aquellos jóvenes de menos de 30 años que han cambiado las reglas de juego en su sector, algo así como los visionarios".

Entre sus proyectos, destaca la creación de una línea de joyería solidaria para ACNUR, 'Welcome', cuyos beneficios van destinados a los refugiados. En ella, reinterpretan las polémicas concertinas que varios países europeos instalaron en sus fronteras para impedir el paso de miles de refugiados que llamaban a las puertas de Europa huyendo de la guerra de Siria y otros países, y les dan un nuevo significado de acogida y sensibilización social. Este proyecto les ha permitido donar 7.000 dólares a ACNUR en 2017. Lo que empezó como un "gesto" se hizo grande, y ahora están trabajando para traer el proyecto a España y conseguir un acuerdo con una comercializadora que permita seguir recaudando fondos.


"Soy muy afortunado de haber crecido en Boltaña, porque los pueblos te generan menos miedo: eres más atrevido a probar cosas nuevas, mientras que en las ciudades, ya desde niño, estás mucho más protegido", reflexiona. "Esa actitud de no aversión al miedo es la que te hace no ponerte tantas barreras a la hora de proyectar ideas y de ir a por ellas".

Su relación con Boltaña no solo queda patente en sus raíces y su manera de ver el mundo, sino que trabajan con algunas empresas locales para desarrollar los proyectos de Amarist. Su socia, Clara Campo, también veraneaba en la localidad y guarda relación con Boltaña.

Ahora, esa relación va a plasmarse en un innovador proyecto para la plaza de Boltaña. "La idea es constituir un icono visual en el Pirineo a nivel tecnológico y artístico", explicaba Arán.  El proyecto está finalizado, y consta de dos fases. "Es un proyecto arquitectónico  que sirve para cubrir la plaza para tamizar el sol, y por la noche, es una escultura inteligente que cuenta con 30.000 leds que interaccionan con el público del entorno urbano y la idea era implementar las metodologías del diseño y la arquitectura que sirviese como foco de desarrollo de las zonas rurales del Pirineo", resume Arán Lozano, que sigue trabajando con el Ayuntamiento de Boltaña para dar forma a este proyecto.


Entrevista a Arán Lozano, vecino de Boltaña destacado por la revista Forbes
Comentarios