BENASQUE

“Benasque y Cerler: nuevas visiones urbanas”

La muestra se puede ver hasta finales de mes en el Palacio de los Condes de Ribagorza

Benasque y Cerler nuevas visiones urbanas
La exposición muestra los trabajos de los alumnos de la asignatura de Urbanismo 3

Hasta finales de este mes de enero puede visitarse en el Palacio de los Condes de Ribagorza de Benasque la exposición ‘Benasque y Cerler; nuevas visiones urbanas’, que muestra el trabajo realizado por los alumnos de la asignatura Urbanismo 3 del Grado de Estudios en Arquitectura de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza que la pasada primavera tomaron las citadas localidades como espacio de análisis y proyecto urbano.

La asignatura de Urbanismo se centra en planeamiento urbano y cada año se elige un municipio con el objetivo de estudiar en profundidad su problemática urbanística y las posibilidades de mejora que poseen los distintos núcleos urbanos incluidos en ese municipio.

En esta ocasión, en la primavera de 2018, el curso de Urbanismo 3 se dividió en 12 grupos de trabajo, y cada uno afrontó un análisis de distintas partes del municipio de Benasque, que se encuentra en la actualidad en fase de revisión del documento de planeamiento general, y propuso soluciones urbanísticas que trataban de dar forma a los problemas o retos analizados. Algunos trabajos afrontan nuevos retos ya planteados en otros documentos (como la conexión de Benasque con Cerler con un nueva conexión mediante un telecabina) y en general asumen los desarrollos urbanísticos ya urbanizados o en fases de tramitación muy avanzada. Los trabajos que se presentan en la exposición muestran unos ejercicios que se inician en el reto de aprender a diseñar y construir nuevos entornos urbanos en paisajes altamente condicionados por su naturaleza de espacios tradicionales herederos de una tradición rural en un entorno natural de condiciones espectaculares.

El papel que puede desempeñar el espacio del río Ésera en Benasque, entendido como un desarrollo lineal más complejo que si nos referimos al núcleo compacto tradicional, es un tema tratado por varios equipos. Las propuestas se debaten entre formalizaciones que oscilan entre modelos lineales y modelos concéntricos y compactos, pero encuentran argumentos más sólidos cuando saben interpretar de manera certera las claves de un territorio que contiene lecciones de topografía, agua y vegetación, y saben incorporarlas en el vocabulario del nuevo urbanismo.

Cerler tiene asimismo el reto de encontrar nuevas formas de ordenar los desarrollos previstos en el plan general, dimensionados de una forma desconsiderada y desajustada a la capacidad real del territorio.

La exposición puede servir como mecanismo de formación en esta disciplina para el público en general, y también como un buen punto de partida para los debates que han de afrontarse en la revisión del Plan General del término municipal de Benasque, un tema que habrá de afrontarse con solvencia durante los próximos años, y conociendo todas las ventajas e inconvenientes de las alternativas posibles.

Comentarios