TRADICIÓN

“Como yera de costumbre”, Pardinilla en el primer tercio del siglo XX

El libro de Ángel Larraz recoge las historias contadas a sus nietos sobre su localidad natal en una reivindicación de la figura de los abuelos

Como yera decostumbre libro comarca Alto Gállego
Presentación del libro con Isabel Mañero y el nieto del autor, Ángel Larraz


En el salón de actos de la Comarca del Alto Gállego se llevó a cabo la presentación del libro “Como yera de costumbre”, que recoge las vivencias en su pueblo natal de Pardinilla de Ángel Larraz Lalaguna, donde realizó sus estudios primarios y pasó su vida trabajando en las faenas agrícolas.

Nació en octubre de 1905 y falleció en diciembre de 1997 en el mismo lugar donde transcurrió su vida. A sus 90 años, gracias a la ayuda y colaboración de sus nietos, en especial de Ángel Larraz, decidió relatar de manera autobiográfica sus experiencias vitales en esta localidad del municipio de Sabiñánigo.

Ángel Larraz, nieto, comento a los asistentes que “ con esta publicación es seguir la línea de los últimos años de personas e instituciones por recuperar la tradición oral de nuestros mayores . Una forma de vivir olvidada hoy en día”.

Igualmente reivindicó “la figura de las personas mayores y de los abuelos que tenían en la sociedad del pasado siglo. “ En el trabajo recogido en esta obra “no pretende llegar a grandes eruditos, ya que recoge las vivencias de la gente de a pie y anónima que vivía en poblaciones de montaña”.

El acto contó con la actuación musical de la cantautora Cristina Echevarría y la presencia de la concejala de pueblos del Ayuntamiento de Sabiñánigo, Isabel Mañero. Desde cultura de la Comarca del Alto Gállego señalaban que el libro en su narración “refleja la sociedad tradicional de su localidad natal, especialmente en el primer tercio del siglo veinte, de una manera natural, realista y sincera.”

El relato está escrito mostrando fielmente su lengua aragonesa materna, por lo que el testimonio cobra un doble valor; lingüístico y etnológico. Para sus editores “ se trata, sin duda, de una fotografía auténtica de una manera de vida y de una época que consigue recuperar para legarla a las generaciones actuales”.

Comentarios