jaca

Cuando un juego se convierte en una exposición visitada por miles de personas

Martín Nicolás miniaturas
Martín Nicolás fabricó 3.554 figuras con corcho y papel

Durante 20 años Martín Nicolás, zaragozano veterinario de profesión, dedicó cientos de horas a confeccionar más de 3500 figuritas de corcho y papel que forman una gran representación de los ejércitos del mundo desde la Edad Media hasta nuestros días. La afición le venía de niño, cuando, con sus primos, jugaban a construir sus propios soldados. Todo ese trabajo artesanal se ve reconocido con la exposición que le ha dedicado la Ciudadela de Jaca y que puede verse junto al Museo de miniaturas militares. En 2012 había cedido ya gran parte de su colección y viendo el cuidado que le habían dedicado decidió ceder la colección completa. Su familia visitaba el resultado y agradecía al Consorcio del Castillo de San Pedro y a la Asociación Doña Sancha los más de 2 meses de trabajo que han dedicado cinco de sus voluntarios para dejar toda la colección en perfecto estado.

La colección recoge una de las más originales y exclusivas muestras de miniaturismo que se ofrecen en toda Europa, “no existiendo nada parecido que haya sido realizado con materiales completamente cotidianos”, explican desde el Museo.

Martín Nicolás, ya fallecido, era veterinario de profesión pero amante de la ciencia, el arte y la historia.

Las miniaturas que ahora se presentan en esta nueva sala corresponden a reproducciones de ejércitos desde la Edad Media hasta nuestros días. Estan representados algunos de Turquía, Gran Bretaña, Alemania, Rusia, Puerto Rico o, con mayor detalle, España.

Para que el público pueda ser consciente del meticuloso y extraordinario trabajo que lleva confeccionar cada figura se ha colocado una mesa-vitrina en la que se muestran los materiales, las herramientas y el proceso de confección de las piezas. Papel, cartón, corcho, alambre, alfileres, pegamento, palillos tintas y pinturas: materiales perfectamente combinados en las manos de su creador, se convierten en verdaderas obras de arte que, a pesar de su aire puramente naif, guardan un alto grado de detalle y fidelidad con los uniformes y ejércitos que representan.

Museo Miniaturas Ciudadela
Miembros de la familia de Martín Nicolás posan junto a los responsables del Museo y los voluntarios de la Asociación Doña Sancha
Comentarios