JUEGOS SOLIDARIOS

El “bandido Cucaracha” en una sala de escape aragonesa y a beneficio de Aspanoa

Paco Paricio, ha presentado un breve fragmento de la obra como “padrino” del nuevo juego de escape

Bandido Cucaracha
Parte de los beneficios de este 'escape room' van a parar a Aspanoa



La Ruta Escape Aragón, unión formada por cinco de las primeras salas de escape que abrieron en la comunidad aragonesa, ha presentado un nuevo juego inspirado en la figura del Bandido Cucaracha, el popular bandolero nacido en Alcubierre a finales del siglo XIX, considerado el “Robin Hood” aragonés. Esta iniciativa de ocio, que pretende ayudar en dar a conocer la curiosa leyenda del bandido, tendrá además un trasfondo solidario, ya que un 20 % de la recaudación total se destinará a Aspanoa (Asociación de Padres con Niños con Cáncer de Aragón).
 
Un juego de escape en vivo o escape room es un reto que consiste en salir antes de una hora de un espacio, explorando la sala y su contenido, y descifrando varios enigmas y acertijos en equipo.Clue Hunter, Coco Room, Infinitum, la oscense Oscape y Room 60 son las cinco salas pioneras de Zaragoza y Huesca que han creado el juego del Bandido Cucaracha, que se desarrollará hasta el próximo verano. Entregarán a cada equipo de jugadores un “pasaporte” que sellarán en cada espacio, tras participar en este mini-juego de 12 minutos, diferente en cada sala. Tal como ha detallado Javier Arenas (Room 60), “los equipos de escapistas que consigan completar con éxito los cinco juegos podrán participar en un gran juego de escape final en exteriores que se celebrará en junio de 2019 en Zaragoza, con sorpresas, y repartiremos 500 euros en premios”.

El nuevo juego ha contado con la intervención de un “padrino” especial, Paco Paricio, responsable de Los Titiriteros de Binéfar, que recogió de la tradición oral monegrina la leyenda en la que se inspiró para crear la obra de títeres “El bandido Cucaracha” y recuperar así su figura. Paricio, que ha representado un breve fragmento de la obra de títeres en su intervención, ha explicado que “recogimos la leyenda del bandido Cucaracha porque me la contaba mi abuelo, y fuimos investigando por la zona. Después nos encontramos gente que ha visto la obra y nos ha explicado que a ellos también se la contaban. Nos hace especial ilusión que sea un grupo de jóvenes de estas empresas de escape los que ayuden también a conservar la historia del Cucaracha con esta iniciativa y a través del juego”.

La idea del juego y la aportación solidaria a Aspanoa surgió de Diego Marcos (Coco Room), que colabora con esta asociación. “Queríamos hacer un juego relacionado con el Cucaracha, que es una figura curiosa y de la tierra, y además colaborar con alguna entidad de forma benéfica. Lo planteamos al resto de salas de Ruta Escape Aragón y les gustó para realizar una acción conjunta, divertida y con un personaje de aquí. Así, de cada 10 euros que cuesta jugar para cada equipo, dos irán para Aspanoa”. Por su parte, Juan Carlos Acín, gerente de Aspanoa, ha agradecido que las salas hayan pensado en su entidad para esta iniciativa solidaria. “Al igual que el Bandido Cucaracha, nuestros niños también son héroes que luchan con energía por una causa. Nos ha encantado que cuenten con nosotros para esta actividad lúdica”.
Los jugadores se verán inmersos en la búsqueda de unas monedas que una poderosa familia acuñó para repartirlas entre sus ricos herederos y que unidas guardan un gran secreto. La historia del juego explica que el bandido cucaracha y su banda, hartos de las grandes diferencias entre las distintas clases sociales, se tomaron este acto como una provocación y una falta de respeto hacia el pueblo llano. Así, decidieron darles una lección y hacerse con esas cinco monedas para repartirlas en diferentes pueblos de Aragón y esconder su preciado secreto. Los participantes tienen el reto de encontrar las monedas en 12 minutos como máximo para ayudar al Cucaracha.

Ruta Escape Aragón

Beatriz Sobrevía (Clue Hunter) ha recordado que Ruta Escape Aragón se formó hace poco más de un año para realizar acciones conjuntas, estar en contacto y fomentar los juegos de escape como iniciativa de ocio y turística. “Entre las cinco salas, hemos realizado actividades conjuntas, con sorteos y regalos para los jugadores que pasan por los cinco establecimientos, y tenemos una comunicación fluida. Es una alternativa de ocio sana, para todo tipo de gente, que también funciona muy bien como excusa para el turismo, e incluso como herramienta de coaching, team building y motivación para empresas, clubes deportivos, grupos de profesores… Es un sector que está creciendo rápidamente”.
Y es que la moda de los juegos de escape, iniciada en los años 80 y que llegó a España en 2013, se ha convertido en tendencia a nivel internacional. Así lo detallaba Valero Biarge (Oscape), la única sala de Huesca. “Se calcula que existen más de 600 salas de escape en España, y el sector ha crecido más de un 400 % en los últimos dos años”.

Comentarios