PATRIMONIO

El Dolmen de Ramastué (Castejón de Sos) será declarado BIC

El G.A ha iniciado el procedimiento para declararlo Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento 

La dirección general de cultura y patrimonio del Gobierno de Aragón ha iniciado el procedimiento para declarar Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Monumento, el Dolmen de Ramastué, en el municipio de Castejón de Sos. Con la publicación de la resolución se abre el período de información pública.

Fue a raíz de la solicitud realizada por un vecino de la localidad cuando se tuvo conocimiento de la existencia de un dolmen, que si bien ya era conocido por las gentes de Castejón de Sos no había sido estudiado y delimitado. El citado monumento megalítico se conoce como Dolmen de Ramastué, y en él destaca su construcción mediante cuatro ortos tatos de granito de la zona, tres correspondientes a la caja de la estructura funeraria y uno a la cubierta.

La iniciación del procedimiento para declararlo BIC, en la categoría de Monumento, conlleva la aplicación inmediata y provisional al Dolmen y a su entorno del régimen de protección establecido para los BIC así como la suspensión de las licencias municipales relativas a todo tipo de obras o actividades en la zona afectada.

Se abre un periodo de información pública durante un mes, a contar desde el día siguiente al de la publicación de esta resolución en el Boletín Ofcial de Aragón, para que cualquier persona física o jurídica pueda examinar el expediente.

El Patrimonio Cultural de Aragón está integrado, tal y como regula la Ley del Patrimonio Cultural Aragonés, por todos los bienes materiales e inmateriales relacionados con la historia y la cultura de Aragón que presenten interés antropológico, histórico, artístico, arquitectónico, mobiliario o arqueológico, hayan sido o no descubiertos y tanto si se encuentran en la superfcie como en el subsuelo o debajo de las aguas.

La ley prevé tres categorías de protección: Bien de Interés Cultural, Bien Catalogado y Bien Inventariado. De éstos, los Bienes de Interés Cultural son definidos como los bienes más relevantes del Patrimonio Cultural de Aragón. Esta categoría de protección comprende, a su vez, dos figuras de protección para los bienes inmuebles: Monumento y Conjunto de Interés Cultural. La figura de Monumento es definida en la ley como la construcción u obra producto de la actividad humana, de relevante interés histórico, arquitectónico, arqueológico, artístico, etnográfico, científico o técnico.

DESCRIPCIÓN DEL DOLMEN DE RAMASTUÉ

La nueva construcción megalítica, aunque conocida por las gentes de la zona desde hace muchos años, no se había dado a conocer en el ámbito científico hasta los inicios del tercer milenio. A instancias de un habitante de Castejón de Sos, la Dirección General de Cultura y Patrimonio ordenó la documentación de la citada estructura, que fue realizada en noviembre de 2017. El referido dolmen se localiza en el alto valle del río Ésera, en el término municipal de Castejón de Sos (Huesca), justo antes del inicio del valle de Benasque. Se localiza a unos 800 metros al sureste de la localidad de Ramastué, en una plataforma elevada unos 300 metros en la margen izquierda del valle del Ésera, en la ladera baja y junto a un barranco que desciende desde el pico de La Cogulla.

Se accede al enclave megalítico a través de un sendero o camino que parte desde la entrada de Ramastué y aparece rodeado de fincas y parcelas dedicadas al cultivo de forraje. Aunque conocido por los vecinos de la zona, el citado dolmen no ha sido objeto ni ningún tipo de trabajo arqueológico ni documentación alguna, por lo que hasta la actualidad, ha permanecido totalmente inédito en la bibliografía científica.

El dolmen se localiza al final del camino, en el lindero entre dos parcelas dedicadas a pastos de altura y rodeado de varios árboles que en verano dificultan su localización. Se trata de una estructura megalítica de pequeño tamaño, compuesta por cuatro ortos tatos de granito de la zona -tres correspondientes a la caja de la estructura funeraria y uno a la cubierta- que conforman una cámara sepulcral de forma rectangular alargada y estrecha.



Comentarios