festivales

El Festival Castillo de Aínsa, todo un ejemplo de cómo celebrar un festival de manera segura

Iazabo y La Coral de Sobrarbe completaron la atmósfera medieval del Castillo gracias a su impresionante espectáculo sonoro

festival castillo de aínsa
Patio de butacas del XXX Festival Castillo de Aínsa.

El Festival Castillo de Aínsa arrancaba este fin de semana con todas las localidades reservadas y con un éxito rotundo en su organización que no escatimó esfuerzos en el cumplimiento de la nueva normativa de seguridad e higiene. Alrededor de 400 personas disfrutaron de la gran inauguración del Festival, agotando las invitaciones disponibles a primeras horas de la tarde del sábado.

El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, destaca la ejemplaridad del público en el cumplimiento de la normativa vigente. ENTRA CORTE PUEYO BALANCE FESTIVAL 1 (0.20)

festival castillo de aínsa
El público cumplió de manera ejemplar con las medidas de seguridad.

El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, destacaba la actitud ejemplar del público, tanto en su entrada al recinto como en el cumplimiento de las normas de prevención del coronavirus “no sólo para garantizar la seguridad de todos, sino también para que el ejemplo de Aínsa cunda en otros lugares donde se estén planteando la celebración de eventos similares”.

Los miembros de la Coral de Sobrarbe y los componentes del grupo Iazabo se hacían con el escenario ubicado en la explanada del Castillo, despertando aplausos y generando cierta expectación en los alrededores del recinto. El espectáculo “Campeador 2020” homenajeaba la figura de El Cid nutriendo su historia a base de melodías medievales y sonidos de teclado, tambores o guitarras. El resultado: una banda sonora ideal para acompañar la agradable noche de ayer, que marcaba el comienzo de un ambicioso mes cultural en la localidad sobrarbense.

Al término del concierto, que se prolongó más allá de las 23:30 horas, el público volvió a cumplir religiosamente las pautas que la organización indicó desde el escenario. Servir de referencia para otras localidades que quieran llevar la cultura a sus calles este verano es uno de los propósitos de la celebración del Festival, junto a su compromiso con el público y el apoyo a los profesionales del mundo del espectáculo, especialmente golpeados por el contexto de emergencia sanitaria.

La inauguración tan solo un aperitivo de la extensa programación que queda por delante. Sin ir más lejos, la noche del sábado en el Foso del Castillo el dúo burgalés “Fetén Fetén” congregó a más de 200 asistentes en una puesta en escena donde los instrumentos convencionales maridaron a la perfección con los atípicos violín trompeta, serrucho, flauta silla de camping o recogeval. Jorge Arribas y Diego Galaz han colaborado con artistas de la talla de Rozalen y Depedro. Sin duda, la esencia folk del festival corrió a cargo, en esta ocasión, de la pareja castellanoleonesa.

Tras este arranque se retomará la programación el viernes 10 de julio con el monologuista zaragozano Diego Peña, al que le seguirán, el sábado, el espectáculo infantil “PAI Cuentos colorados y más” y el domingo la cantautora colombiana Urpi Barco.

Estas dos primeras semanas serán solo el preámbulo de todo lo que se mostrará en el esperado acontecimiento que, como dice su director artístico Paco Paricio, de los Titiriteros de Binéfar, “no pretende ser un festival masivo, sino un festival que preserve el punto humano y cercano de la cultura, del país y de sus gentes”.

Comentarios