comarcas

El Monasterio de Casbas albergará el primer centro de investigación e interpretación del aragonés

Recibirá el nombre de Ana Abarca de Bolea, la primera mujer que se conoce que escribió en aragonés

Monasterio de Casbas de Huesca
Monasterio de Casbas de Huesca

La lengua aragonesa contará con el primer espacio estable para su investigación, promoción y difusión tras la constitución del Centro de Interpretación del aragonés / Zentro d’Interpretazión de l’aragonés “Ana Abarca de Bolea”, que tendrá como sede el monasterio de Casbas de Huesca.

José Ignacio López Susín, director general de Política Lingüística del Gobierno de Aragón, detallaba el funcionamiento del centro
LOPEZ 1 CASBAS 06

Hablaba también sobre el nombre y su ubicación
LOPEZ 2 CASBAS 06

Destacaba a su directora, la oscense Iris Orosia Campos
LOPEZ 3 CASBAS 06

El centro de interpretación se inaugurará próximamente y albergará una exposición permanente sobre la historia del aragonés y la cultura expresada en la citada lengua. Además, en él podrán llevarse a cabo todo tipo de actividades culturales, así como de promoción, difusión e investigación relacionadas con el aragonés. La oscense Iris Orosia Campos, doctora en Didáctica de la lengua y directora del Diploma de Especialización en Filología Aragonesa de la Universidad de Zaragoza, será la directora científica del centro, con carácter honorífico.

El director general de Política Lingüística del Gobierno de Aragón, José Ignacio López Susín, ha destacado la necesidad de promover el aprendizaje y la difusión del aragonés a través de estas iniciativas puesto que "además de comprender la historia de la lengua y de los escritores e investigadores que a lo largo del tiempo han trabajado sobre ella, podrá también conocerse cómo se habla en cada uno de los lugares en los que se conserva, a través de recursos multimedia, ver películas en aragonés o escuchar música en esta lengua".

Entre sus fines está la investigación, conservación, divulgación y puesta en valor de ello, creando una sensibilidad, conciencia, entendimiento, entusiasmo, compromiso, etc., tal y como señalan desde el Gobierno de Aragón.