MUSEOS 

El Museo Diocesano Barbastro-Monzón cumple diez años

El Gobierno de Aragón invertía once millones de euros en la rehabilitación del Palacio Episcopal y la construcción del Museo que se inauguraba en 2010

Museo Diocesano de Barbastro-Monzón
Museo Diocesano de Barbastro-Monzón. 

El Museo Diocesano Barbastro-Monzón celebra este año el décimo aniversario de su inauguración. El Gobierno de Aragón invertía once millones de euros en la rehabilitación del Palacio Episcopal y la construcción del Museo que se inauguraba en el mes de diciembre de 2010. Trescientas piezas forman el Museo Diocesano. En cuanto a los bienes en litigio, la dirección del museo elegía veinticinco que están representados por sus respectivas fotografías.

María Puértolas, subdirectora del Museo Barbastro-Monzón
ENTRA CORTE MARÍA 2020 0 (FTP BARBASTRO)

Desde su apertura al público, la dirección del museo trabaja en la revisión de la colección, en la ampliación de la misma y en la realización de mejoras en su presentación, reorganizado las salas y revisando la totalidad de las cartelas. Desde su apertura, se ha ampliado la colección permanente con 70 piezas. La última obra de arte incorporada era la talla del siglo XIV de Santa Ana con la Virgen niña, procedente de la localidad de Ribera. La pieza era recuperada gracias a la labor conjunta de la Guardia Civil de Huesca y del Museo Diocesano Barbastro-Monzón. El número de piezas que se exponen supera las 300.

ENTRA CORTE MARIA 2020 2 (VIVA NOTICIAS)

Museo Diocesano de Barbastro-Monzón
Museo Diocesano de Barbastro-Monzón.

CONSERVACIÓN PREVENTIVA

Un elemento fundamental de la política de conservación del museo es el Programa de Conservación Preventiva Integral, consistente en la planificación de rutinas de control y mantenimiento para detectar posibles alteraciones y proceder a su tratamiento inmediato. La supervisión permanente de las piezas por parte de personal cualificado permite tratarlas en cuanto se detecta una mínima alteración, y ellos es posible gracias a que se cuenta con dos restauradoras en plantilla.

Cada año se realiza una revisión y limpieza básica general de todas las piezas del museo. Si se detecta algún tipo de alteración en alguna pieza se palia de forma inmediata para evitar un mayor deterioro. Con estas actuaciones se garantiza la correcta conservación de las piezas evitando tener que recurrir a costosas restauraciones futuras.

RESTAURACIÓN

Desde el museo se realizan tareas de conservación preventiva, asesoría y restauración para la colección del propio Museo y las parroquias del Obispado. El taller de restauración ha tratado desde su apertura más de un centenar de obras. Actualmente se está restaurando la imagen de la Virgen de Linares de Benabarre. También ofrece su servicio de restauración a los particulares interesados en el tratamiento de sus obras de arte.

El Museo Diocesano de Barbastro-Monzón recoge la historia de los municipios de esta zona a través de la imaginería religiosa. La instalación, que cuenta con 900 metros cuadrados expositivos y con trescientas piezas, está dotada de modernos equipamientos y servicios para llevar a cabo una correcta conservación, investigación y difusión del patrimonio de la diócesis, a través de un montaje muy contemporáneo.

Entre las obras que se encuentran en la exposición destacan pinturas, tejidos, orfebrería, esculturas, y vírgenes románicas y góticas. La mayoría son procedentes del antiguo Museo Diocesano y se restauraron por cuenta del Gobierno de Aragón.

Este espacio museístico se instalaba en el Palacio Episcopal de Barbastro. Se construía de nuevo el interior, preservando las fachadas, los artesonados y una pequeña capilla barroca. Una remodelación que incluía el entorno de la catedral y gracias a la cual el Palacio también alberga los archivos históricos municipal y diocesano, las oficinas de la diócesis y la residencia del obispo.


Inauguración del Museo Barbastro-Monzón
Momento de la inauguración del Museo Diocesano Barbastro-Monzón en el año 2010.

ADJUDICACIÓN DE LA OBRA Y DESARROLLO

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón adjudicaba a finales del mes de enero de 2006 a la unión temporal de empresas, Estructuras Aragón S.A. y Ocinsa Obras y Construcciones S.A., las obras de remodelación del Palacio Episcopal y su entorno por un importe superior a los nueve millones de euros y un plazo de ejecución de treinta meses. El proyecto, redactado por el arquitecto José Miguel Ferrando, contemplaba la ubicación en el Palacio Episcopal del futuro museo diocesano, las dependencias de la Diócesis, y los archivos diocesano y municipal.

El nuevo volumen no sólo daba continuidad exterior entre edificios sino que establecía una coherencia funcional en el interior. Del anterior edificio se conservaban las fachadas, artesonados, y la recuperación del patio como circulación. El nuevo museo ocupaba el volumen del Palacio con fachada hacia la plaza y a la calle Palacio, además de la ampliación al jardín distribuyéndose en las plantas baja, primera y bajo cubiertas actuales, más dos plantas sótano de nueva creación. Las dependencias de la Diócesis y los Archivos Diocesano y Municipal se ubicaban en el edificio orientado a la calle Palacio, la calle Academia Cerbuna y al jardín exterior. En este volumen se alojan todas las dependencias administrativas, distribuyéndose en las plantas baja, primera y tercera. La existencia de los archivos con personal independiente obligaba a elegir un emplazamiento que fuera próximo a la diócesis por el uso de sus fondos desde la misma y, además, una dependencia para el archivo del Ayuntamiento de Barbastro.

Comentarios