Museo Diocesano Barbastro-Monzón

El Museo Diocesano de Barbastro-Monzón expondrá en noviembre las primeras piezas del litigio

El Frontal de Treserras, la Arqueta de Buira o piezas como la tabla de San Blas de Algayón y la Virgen de Zaidín estarán presentes

Sala del Museo Diocesano de Barbastro
Imagen de una de las salas del Museo Diocesano de Barbastro

El Museo Diocesano de Barbastro-Monzón prevé exponer a partir del mes de noviembre las primeras piezas sujetas al litigio con el Museo de Lérida. Se trata de aquellas que están en mejor estado de conservación y muchas corresponden a los huecos que ya había dejado el propio museo desde su creación.

Entre las piezas que van a engrosar la exposición patrimonial que ya existe en el conjunto museográfico están el Frontal de Treserras, la Arqueta de Buira, varios tejidos de Roda de Isabena o piezas tan esperadas como la tabla de San Blas de Algayón y la Virgen de Zaidín.

El museo cerrará durante una semana para preparar la exposición de estas piezas para las que ya se está trabajando en sus soportes y vitrinas.

Además también se baraja que algunas de las piezas que a priori no cuentan espacio para su exposición engrosen otra muestra monográfica para que puedan admirarse todos los bienes que si pueden ver la luz gracias a su estado de conservación.