CULTURA

“El Museo Diocesano de Barbastro-Monzón fue pionero en Aragón”

Enrique Calvera, director del museo, hace balance de los ocho años que han pasado desde la apertura del centro museístico

Museo Diocesano Barbastro
Museo Diocesano de Barbastro-Monzón.

Hace ocho años, el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón abría sus puertas después de una importante inversión por parte del Gobierno de Aragón en una infraestructura que fue pionera en la comunidad autónoma.

Así lo recuerda el director del centro museístico, Enrique Calvera, que al analizar qué ha supuesto la apertura del museo, recuerda que la recopilación de obras comenzó en un museo precario “en las falsas de la sacristía”. Una zona de “acceso muy difícil” y con malas condiciones de conservación.

“Venir aquí cambió todo: cambió completamente la valoración de las piezas y nos permitió también aumentar el número de piezas, porque las parroquias saben que aquí tienen unas muy buenas condiciones de conservación”.

CALVERA 8 AÑOS 1

El control de la temperatura, la humedad y la luz fueron también “un gran avance” en una institución pionera. “Cuando se creó este museo, no había ninguno de arte religioso en Aragón”.

CALVERA 8 AÑOS 2

En la actualidad, el Museo Diocesano de Barbastro Monzón expone más de 300 piezas. Desde el año 2010, se han restaurado más de cien piezas y se han incorporado 73 desde la apertura del museo. Las instalaciones están preparadas para albergar las 111 piezas de arte propiedad de las parroquias de la diócesis de Barbastro-Monzón que se encuentran en depósito en Lérida.

Comentarios