CULTURA

Entregados los premios del concurso ‘Mi verano en La Ribagorza’

El certamen, impulsado por el área comarcal de juventud  se desarrolló entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre, dirigido a jóvenes de 12 a 25 años

Ribagorza. Mi verano 1 premio
El primer premio fue para Laura Baños por esta fotografía del arcoiris sobre Benabarre

Laura Baños y Teo García recibían, este jueves, los premios que los acreditan como ganadores de la primera edición del concurso ‘Mi verano en La Ribagorza’ impulsado por el área comarcal de juventud. El presidente, Marcel Iglesias, y la consejera, Esther Cereza, eran los encargados de hacer entrega de los diplomas y premios. El concurso iba dirigido a jóvenes de 12 a 25 años y el tema era libre pero tenía que reflejar el verano y el territorio.

Laura Baños, de 15 años, alumna del IES Baltasar Gracián de Graus, fotografiaba el arcoíris sobre Benabarre. El jurado valoró la combinación y la composición de la imagen. La ganadora, de una tablet, explicaba que le gusta la fotografía y que la instantánea la captó en un paseo un día de lluvia.

Ribagorza. Mi verano 2 premio
Teo García conseguía el segundo premio con una imagen de su perro en la montaña de Castanesa

El segundo premio era para Teo García Burillo, de 13 años, de Noales, en el municipio de Montanuy, que participó con una imagen de su perro Cofee, que también asistía a la entrega de premios, en la montaña de Castanesa. En este caso, el jurado valoró la naturalidad y la perspectiva. Como premio recibía unos auriculares inalámbricos.

Ribagorza. Mi verano premios
Imagen del acto de la entrega de premios

El concurso ‘Mi verano en La Ribagorza’ se desarrolló del 15 de agosto hasta el 15 de septiembre para incentivar la actividad juvenil fuera del periodo escolar. En su primera edición, esta propuesta centraba su motivación en generar un uso responsable y útil de las nuevas tecnologías en oposición a un consumo abusivo de estos medios. Gracias al empleo de las cámaras de los dispositivos móviles de los jóvenes, se invitaba a transmitir en imágenes las experiencias vividas a lo largo de los meses de verano como canal creativo de expresión personal. Esta propuesta promueve un ocio saludable, social, artístico y al aire libre, invitando a los adolescentes a mostrar Ribagorza desde un punto de vista distinto, fresco y activo y evitando actitudes sedentarias. Esta iniciativa se acompañó del desarrollo de talleres fotográficos en distintas localidades ribagorzanas como Lascuarre, La Puebla de Castro y Benabarre.