cultura 

Espectacular cierre del "Festival Enclaves" 

Festival Enclaves
Festival Enclaves / Santiago Castilla

Un ensemble de algunos de los más sobresalientes intérpretes altoaragoneses de música barroca, reunidos bajo la denominación Factoría Barroca, ofrecieron en la tarde-noche del miércoles un concierto dedicado a la música de los siglos XVII y XVIII de inspiración italiana.

Con el afamado retablo de la colegiata de Bolea y con el máximo aforo permitido en la nueva normalidad, se iniciaba a las 20:30 un concierto bien estructurado, dinámico y lleno de fuerza donde los siete intérpretes (soprano, alto, dos violines, violonchelo y clave-órgano) construyeron distintas formaciones dando cuenta de piezas de Graupner, Stradella, Corelli, Telemann o Cabanilles.

El Passacalio de Biagio Marini dio lo bienvenida a los espectadores, tras la que Sergio Franco (violín y director artístico de esta formación) introdujo el programa diseñado para este concierto, agradeciendo la oportunidad que daba esta iniciativa del Festival EnClaves de reunir a músicos que, en algunos casos, eran la primera vez que tocaban juntos y aprovechando la ocasión para vincular el contenido de esta actuación a la situación que se está viviendo en el planeta con la pandemia del coronavirus y el papel que la música desempeña en los momentos de crisis.

El septeto al completo, integrado, además de por el citado Sergio Franco, por las voces de Hugo Bolívar y Ana Cristina V. Pimpinela, el chelo de Ester Domingo, el clave de Luis Pedro Bráviz y el violín de Martín Domínguez, interpretaron una cantata de Christoph Graupner para dar paso a una segunda fase del concierto en la que la formación se dispersó por el templo para que el dúo de violines interpretará a Georg Philipp Telemann en la capilla de San Vicente, luego Luis Pedro Bráviz hiciera sonar magistralmente el imponente órgano histórico de la colegiata para, finalmente, disfrutar del solo para violonchelo de Giuseppe Dall’Abaco en las manos de Ester Domingo.

Comentarios