cultura

Huesca, a la cabeza del estudio de las piedras milenarias de la península ibérica

La IEA y la Real Academia de la Historia han lanzado el libro del II Coloquito Internacional Sacra Saxa, con más de 211 piedras distintas estudiadas

Presentación del libro del Coloquio Sacra Saxa, encabezada por Ángel Gari, en el centro
Presentación del libro del Coloquio Sacra Saxa, encabezada por Ángel Gari

El Instituto de Estudios Altoaragoneses ha presentado el libro que recoge las actas del II Coloquio Internacional Sacra Saxa: las piedras sagradas en la península ibérica. Se trata de una recopilación de 211 piedras sagradas milenarias distintas, estudiadas y encontradas en 84 municipios distintos de la provincia de Huesca. Una investigación en colaboración de la Real Academia de la Historia que ofrece información a más de 20 provincias distintas de España y que pretende valorar la historia del Neolítico y de la Edad de Bronce, años más desconocidos de lo habitual.

Sacra Saxa nace con el fin de poner en relieve el valor de los elementos del paisaje a los que hasta ahora se les ha dado un reconocimiento escaso, siendo fundamental para el avance en las zonas vaciadas del territorio. Así lo recalcaba Ángel Gari, director del área de Ciencias Sociales del IEA-DPH, quien se mostraba optimista con la ampliación de dicho estudio de cara al futuro.

Por otro lado, el académico anticuario de la Real Academia de la Historia, Martín Almagro, valoraba la eficacia de los trabajos realizados en Huesca, ya que se trata de una obra colectiva que incluye la ayuda de personas anónimas dispuestas a ofrecer sus conocimientos. Una mezcla de arqueología, historia y etnología que promueve además la lucha contra la despoblación y el cuidado de la cultura social.

La provincia de Huesca se encuentra “a la cabeza de una investigación tan trascendente”, y es que desde el principio se le ha dado importancia a la mitología de los primeros procesos de racionalización y al aspecto socicultural, base fundamental de un estudio iniciado desde hace años. Un aspecto que hace miles de años ya se sostenía en cuatro pilares distintos: el contacto con la divinidad, la fertilidad, la salud y la organización social (ciclos del año oportunos para hacer ritos".

Por suerte para el territorio y el resto de España, la unión y la colaboración de ambas partes no termina aquí, pues se espera una ampliación de la investigación que trascienda todavía más el territorio oscense durante los próximos años, junto al mapa interactivo de monumentos y piedras sagradas ya implementado.