jaca

La Catedral de Jaca aísla la capilla de Santa Orosia

Se va a colocar una gran vitrina que separe la actividad religiosa de la capilla con el resto de tránsito de la Catedral

capilla Santa Orosia catedral de Jaca
A la gran vitrina se ha sumado un cartel luminoso que señala la entrada al espacio

Tras dos meses de trabajo, han concluido los trabajos de aislamiento de la capilla de Santa Orosia de la Catedral de Jaca. Se ha colocado una gran cristalera que separa la capilla del resto del templo, con lo que se consigue el aislamiento de este espacio. En la Capilla de Santa Orosia se alberga el Sagrario de la Catedral, por lo que es un espacio de recogimiento en el que los fieles buscan poder rezar con tranquilidad. Esa es la razón por la que la Diócesis decidió aislarla con una gran vitrina que llega hasta el techo y que separa el espacio del resto del templo y entrada al Museo Diocesano.

Además del cerramiento de cristal y la estructura metálica, aparece un gran letrero luminoso con el nombre de la Capilla y unos vinilos que muestran la separación de espacios. Estos últimos colocados este mismo miércoles.

El proyecto de cerramiento está diseñado por los arquitectos Javier Ibargüen y Ricardo Marco, responsables del plan director de la Catedral y del Museo Diocesano, y tuvo que aprobarse por la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón.

En su interior, esta capilla que data de finales del siglo XVII y responde al gusto del estilo barroco churrigueresco imperante en ese momento y que se caracteriza por una decoración muy recargada. Preside la capilla el retablo, en madera dorada y policromada, cuya calle central acoge bajo hornacina avenerada la talla de Santa Orosia, con cetro y palma de martirio y en el momento de ser coronada por los ángeles. Completando la decoración de la capilla, los muros laterales están ornados con unas pinturas murales de finales del siglo XVII que recubren casi toda su superficie y que manifiestan ese gusto barroco por la teatralidad llegando a colocar incluso personajes asomándose por celosías y puertas fingidas.

La capilla de Santa Orosia es la sede de la parroquia de la Catedral de Jaca y como tal, alberga celebraciones diarias. De forma paralela se ofician actos religiosos en la Catedral, que a su vez es la entrada al Museo Diocesano de Jaca y atrae a numerosos turistas.

Comentarios