cultura 

La DPH y Prames editan tres nuevos volúmenes sobre monasterios y salinas del Alto Aragón

La institución continúa su labor divulgativa del patrimonio con esta colección que alcanza 21 pequeños libros temáticos 

Portada de los frescos de la Cartuja de las Fuentes
Portada de los frescos de la Cartuja de las Fuentes

Fomentar el conocimiento sobre la provincia de Huesca y divulgar su patrimonio histórico y cultural es el principal objetivo de la colección "Paseos por la historia" que edita Prames y está promovida por la Diputación Provincial de Huesca. Tres nuevos libros temáticos ven la luz para profundizar en los monasterios altoaragoneses y en las más de 30 salinas que existieron a lo largo y ancho del territorio.

Estos tres nuevos títulos muestran la riqueza histórica y cultural que siempre ha atesorado la provincia de Huesca. Sus monasterios fueron lugares de retiro y observancia religiosa y, al mismo tiempo, potentes centros económicos desde donde se organizaba el territorio, granates de la difusión cultural; guardianes de tesoros artísticos… Especialmente durante la Edad Media, estos templos adquirieron una gran relevancia. En la actualidad, son emblemas del imaginario colectivo oscense y focos de atracción del turismo cultural.

El Monasterio de la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, en la Comarca de los Monegros, es un gran ejemplo de hasta qué punto estos templos ejercen como auténticos iconos en las zonas donde se ubican. Su gran valor arquitectónico y su antigüedad son una inmejorable carta de presentación y en su interior resguarda dos mil metros cuadrados de pinturas murales del maestro Fray Manuel Bayeu. La Diputación Provincial de Huesca adquirió este templo e invierte en su rehabilitación y ofrece un programa de visitas guiadas a lo largo de todo el año para promulgar su gran importancia.

Es tan solo un ejemplo, pero cabría añadir muchos monasterios que representan períodos de gran apogeo político, histórico y cultural del territorio altoaragonés, como el Monasterio de San Victorián, el de San Pedro el Viejo; San Juan de la Peña o el de San Pedro de Siresa, entre otros que aparecen descritos y con fotografías en los dos nuevos volúmenes de la colección "paseos por la historia". Afortunadamente, en la actualidad se puede admirar la relevancia de estos templos gracias a su estado de conservación y a los esfuerzos de diversas administraciones para preservarlos.

Los resquicios que quedan de las salinas que existieron en la provincia de Huesca dejan entrever la importancia que tuvo la producción de sal como actividad económica, especialmente en el siglo XVI y XVII, pero todavía a finales del siglo XX continuaban en activo. Existieron más de 30 explotaciones de este tipo en municipios como la Puebla de Castro, El Grado, Estadilla, Palo, Agüero o Castejón del Puente, entre muchos otros. Hoy en día resulta especialmente llamativo el caso de las salinas de Naval, que se han reinventado compatibilizando la producción de sal a pequeña escala y un área de esparcimiento para bañarse en aguas con concentraciones de sal significativas.

"Paseos por la historia" es una iniciativa de la Diputación Provincial de Huesca, a través de la sección de Desarrollo, que continúa sumando títulos en formato de librito de bolsillo que busca acercar nuestro pasado a los habitantes del territorio y sus visitantes, recorriendo desde la Antigüedad a fechas relativamente recientes.

Comentarios