estoesloquehay  

La "Electrojota tropical" protagonista en Belver de Cinca

La muestra artística itinerante llevará el sábado 29 de junio hasta la localidad del Bajo Cinca

wer
wer

¿Puede la jota más tradicional mezclarse, fundirse y reconvertirse con la electrónica y la cumbia? Para conocer la respuesta será necesario participar de la singular sesión musical que la 17ª edición de la muestra artística rural 'Estoesloquehay' ha preparado para su segunda jornada en Belver de Cinca, este próximo 29 de junio. La localidad del Bajo Cinca será escenario de un experimento musical único a cargo de Chico-Trópico, colectivo madrileño especializado en visibilizar la cultura comunitaria.

Chico-Trópico presenta en Belver de Cinca “Melocotomanía”, una sesión especial de su “sampleo comunitario”. Así, la caravana-estudio de grabación de Chico-Trópico, La COSA (Centro Organizado de Sonido Ambulante), hará parada en el pueblo bajo la premisa de “grabar historias melocotoneras, sonidos, experimentos sonoros y canciones de la zona”.

El objetivo, explica Sara Brito, miembro de este colectivo, es “tomar parte de la memoria de la población y sus habitantes para luego editar esos sonidos, samplearlos y trabajarlos para incorporarlos a una sesión musical sabrosa y experimental”, que se presentará el mismo sábado en directo, llegada la medianoche. Brito augura que la fusión de ritmos dará lugar a una “electrojota tropical”, en sintonía con la temática de Estoesloquehay en esta edición, ¡SABOR!

Al rescate de la tradición folclórica

Esta actividad contará con la colaboración de la Rondalla San Jorge de Belver de Cinca, que aportará dos piezas musicales tradicionales, recuperadas gracias a la memoria de los mayores del lugar: 'Partida de bolos' y un vals de mujeres.

Ángel Ferrer, integrante de la agrupación musical, explica que 'Partida de bolos', es “un canto tradicional, con ritmo de vals bailable, de la fiesta de San Sebastián de la calle Mayor, del que se han logrado salvar algunas coplas, ya que en muchas ocasiones se improvisaban sobre la repetición de unas constantes”. Es más, explica Ferrer, “por coincidir esta festividad con la de la calle San Antonio, había pique entre los vecinos de uno y otro lugar, lanzándose coplas de réplica y contrarréplica”. Lo que hoy en el rap y trap se conocería como 'pelea de gallos' se basa en “un tipo de tonada y copla que, por su estructura, tienen un origen antiquísimo”.

Por otro lado, el vals popular es una pieza extendida en todo Aragón, Navarra y La Rioja. Ferrer relata que “un día, tocándola en una misa como instrumental, unas abuelas nos dijeron no solo que esta canción tenía letra, sino que no era propia de misa: tradicionalmente se cantaba por las mujeres del pueblo en momentos profanos”.

Comentarios