patrimonio

La Jacetania quiere conservar sus muros de piedra seca Patrimonio de la Humanidad

La Comarca de la Jacetania ha presentado una solicitud al INAEM para poner en marcha un taller de empleo para su conservación

Los muros de piedra seca son construcciones, en algunos casos milenarias
Los muros de piedra seca son construcciones populares, en algunos casos milenarias

Los presupuestos de 2021 de la Comarca de la Jacetania incluyen una partida presupuestaria para poner en marcha un taller de empleo que trabaje en la conservación sus muros de piedra seca, construcciones ancestrales que permanecen en zonas rurales de la comarca. Por el momento, explican desde el ente comarcal, sólo es una propuesta que se ha solicitado al INAEM y están a la espera de que se apruebe. De ser así, la previsión es generar 12 puestos de trabajo durante 12 meses para, entre otros asuntos, conservar este signo de arquitectura popular que desde el año 2018 son Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

Este proyecto sigue la línea de la propuesta que presentó el pasado diciembre el grupo de Ciudadanos y que aprobó la institución comarcal. En ella se respaldaba el valor cultural, paisajístico y arquitectónico de los muros de piedra seca, su catalogación y propuesta de conservación, además de su promoción. La portavoz de Ciudadanos en la Comarca, Matilde Campo, ha aplaudido la inclusión en el presupuesto de esta partida para garantizar la “resignificación” de este patrimonio cultural. “Es una buena noticia, porque es la única inversión que va a hacer este año la comarca y pretende contratar a doce personas durante doce meses”, ha destacado la portavoz de Cs, Matilde Campo.

El arte de construir muros en piedra seca, tradicional en zonas rurales de Croacia, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Eslovenia, España y Suiza, fue inscrito en 29018 por la Unesco en su Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. El Comité de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco consideró que "los muros de piedra seca desempeñan un papel esencial en la prevención de corrimientos de tierras, inundaciones y avalanchas".

Este tipo de muros se realizan mediante el apilamiento de piedras sin usar otros materiales de construcción salvo tierra seca, y están muy extendidos, sobre todo, en zonas rurales de estos países europeos, según se extrae del comunicado emitido por la Unesco. Estas estructuras no hacen daño al medio ambiente y son "un ejemplo de relación equilibrada entre el ser humano y la naturaleza", según la Unesco. Además de servir en la prevención de desastres naturales, también contribuyen a luchar contra la erosión y desertificación, a mejorar la biodiversidad y a crear condiciones microclimáticas propicias para la agricultura.