CULTURA

La Morisma regresará a la plaza Mayor de Aínsa el 1 de septiembre

Se pondrá en escena el sábado a las 22.30 horas, en la que será la tercera recreación nocturna, y ya han comenzado los primeros ensayos

La Morisma de Aínsa
Representación de La Morisma en Aínsa, en una pasada edición.

En su cita bienal, el sábado 1 de septiembre se escenificará La Morisma en la plaza Mayor de Aínsa, a las 22.30 horas. Declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón, La Morisma volverá a representarse por la noche, al igual que en las dos ediciones anteriores.

Tradicionalmente, desde que se recuperó a principios de la década de los 70, se recreaba los domingos por la tarde hasta que en 2014 se quiso adelantar al sábado en horario nocturno. Este año, la junta directiva de la Asociación Cultural La Morisma de Aínsa acordó repetir este horario, ya bajo la presidencia de Isabel Bergua, que ha sustituido en el cargo a Pedro Luis Escartín.

Los vecinos de Aínsa se preparan para vivir con intensidad la que es su fiesta por excelencia y comienzan los ensayos de los papeles que interpretarán en este drama teatral, personajes, especialmente los principales, que mantienen los mismos actores edición tras edición.

La plaza Mayor de Aínsa, una de las plazas medievales mejor conservadas de España, sirve de escenario teatral para la puesta en escena de este drama en el que participan más de 400 vecinos, con personajes medievales tan destacados y vistosos como el pecado, el diablo o la muerte. El texto de la muerte fue escrito por el escritor y poeta Julio Alejandro, muy conocido por su condición de guionista de Luis Buñuel. En 2016 se incorporó el personaje del judío.

La Morisma está documentada en 1676, cuando Las Cortes de Aragón acordaron conceder diez libras Jaquesas, provenientes del erario público, para contribuir a la misma. En 1716, Felipe V dispuso que se continuase pagando ese importe para la conmemoración de la victoria de los cristianos en la batalla que libraron con los sarracenos durante el reinado de Garcy Ximénez.

Gracias a la tradición oral, se ha transmitido de padres a hijos la historia de La Morisma. En los años 30 del siglo pasado, el profesor Luis Mur y el maestro Francisco Peñuelas recopilaron el texto íntegro en verso irregular. La representación de La Morisma entronca con las fiestas de Moros y Cristianos de Aragón y el Mediterráneo y marca el preludio de las Fiestas Medievales de Aínsa en honor a la Santa Cruz (14 de septiembre).

Comentarios