MÚSICA

La Trobada de Jazz se gana un año más el aplauso del público

Más de 700 personas disfrutaron de la propuesta de Fonz de Jazz popular  y Lindy Hop

Lindy Hop
Las exhibiciones de Lindy Hop una de las características diferenciadoras de la Trobada de Jazz de Fonz / Música

Desde que se abrieran las puertas del Pabellón Polideportivo de Fonz en la media tarde del sábado con la actuación de Pixie Dixie, la Trobada de Jazz se convertía en una fiesta ambientada en el baile Lindy Hop y el jazz clásico, que es el estilo más popular que surgía en los años 20 del siglo pasado en los clubes de Estados Unidos, de la que disfrutaron más de 700 personas.

Este festival, que alcanzaba la V edición, se enmarca dentro de la ruta de festivales del Alto Aragón Jazz Tour, promovido por la Diputación de Huesca y que en el Cinca Medio tiene dos citas: Fonz y Monzón.

La fiesta se inició con una dixeland, es decir, los Pixi Dixie tocaban mientras marchaban al estilo de New Orleans.

El alcalde Toño Ferrer felicitó a la concejala de Cultura María Clusa por el resultado de esta cita que al igual que las otras que se realizan al cabo del año como la Feria del Renacimiento, los cursos de verano de la Universidad de Verano o las fiestas van enfocadas a “a la dinamización y a mejorar la calidad de vida de los vecinos, que venga la gente a conocer Fonz, que se integren y si es posible que se queden a vivir. Es una forma de luchar contra la despoblación haciendo ver a los que nos visitan que la vida en los pueblos es mucho más tranquila que en las grandes ciudades”.

Trobada Toño

Toño Ferrer, alcalde de Fonz

En este sentido, la vicepresidenta, Elisa Sancho, destacó la apuesta de la DPH por llevar actuaciones culturales de calidad al medio rural a través de festivales como el Alto Aragón Jazz Tour. “Intentamos con festivales como éste u otros como Estoesloquehay, Estío Vivo, Camino de Santiago, Clásicos en la Frontera, … ayudar a que el medio rural pueda disfrutar de las mismas actuaciones que pueden darse en una ciudad”. Asimismo destacó la apuesta por la cultura del municipio de Fonz y la capacidad de trabajo de su Ayuntamiento por sacar adelante históricos proyectos como “la culminación de las obras de la residencia comarcal o la mejora de la carretera que une a Monzón”.

TRobada Elisa

Elisa Sancho, vicepresidenta de la DPH


Por su parte, Daniel Escolano hablaba de “consolidación” de este festival que hace tres años apostó por el baile lindy hop para “complementarse con las otras propuestas de jazz de la provincia y para captar a es público más bailarín y amante del jazz clásico”.

Tribada Escolano

Dani Escolano, director de la V Trobada de Jazz

Tras las intervenciones de la inauguración llegó la hora del baile. Numerosas parejas llegadas de varios puntos de Aragón y Cataluña tomaron la pista durante las seis horas que duró este festival gratuito en el que han participado cuatro bandas con 30 músicos en total. Algunos de los bailarines vestían la estética de los años 30 (ellos con tirantes, pantalones anchos, tirantes y pajarita, ellas con blusas, con falda o pantalones bombachos y pañuelo en la cabeza) lo que han dado un mayor colorido a uno de los festivales más singulares de Aragón.

Cotton Tales Escuela de Swing impartió talleres de swing y una animada exhibición grupal con alumnos de lindy hop, acompañados por la banda residente del festival compuesta por los profesores del proyecto educativo Jazz for Kids y por la big band del propio Proyecto.

La actuación de la big band de JFK fue uno de los alicientes de este festival. Compuesta por 22 músicos, sobre el escenario interpretaron un repertorio de big band dedicado al swing y al jazz más clásico. Además de contar con los alumnos más aventajados como la cantante Leyre Navarro, el pianista Mikel Legasa o el joven saxofonista de 12 años Juan Salamero, la plantilla de la big band JFK está compuesta por profesionales como: Alejandro Esperanza, Álvaro Ocón, Carlos Santos, Guillermo Gómez y Román Cubelos. Su repertorio fue un recorrido por los temas clásicos del swing de los años 40, temas de DukeEllington y Gershwin, pero también incluyendo arreglos swing de músicos y bandas como Ray Charles o Oasis.

Las exhibiciones y clases de baile dieron paso a la segunda actuación de PixieDixie sobre las 21.00 . del sábado.

Mientras los asistentes cenaban en el mismo polideportivos en los dos foodtrucks, camiones con comida, y degustaban los vinos de la bodega local Sers, de la D.O. Somontano.

Y una hora después llegaba el plato estrella de esta edición, la banda aragonesa AnkleBusters. Seis músicos (Anna Mir, voz; JoseMi Casanova, trombón y voz; Álex Burguer, saxo; javierCallén, piano y guitarra; Jesús Martí, contrabajo; Israel Tubilleja, batería) que interpretaronuna música expresamente hecha para ser bailada porlos aficionados al baile swing, siendo únicos en Aragón en su género.

El telón a esta edición lo bajaba en torno a la medianoche la jamsessioncon un repertorio de temas bailables de swing interpretados por los profesores del proyecto JFK, banda residente de la Trobada, Álvaro Ocón, trompeta; Carlos Santos, saxo; Alejandro Esperanza, saxo y piano; Román Cubelos, trombón y contrabajo; José Antonio López, batería; y Dani Escolano, banjo y contrabajo.

La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Fonz, María Clusa, hacía un satisfactorio balance de la V Trobada, estimando la participación en más de setecientas personas, “superando las expectativas previstas. Ha sido un acierto realizar este festival en un sitio cubierto como ya hicimos el año pasado por las adversas condiciones climáticas. Hemos podido disfrutar de música, comida, baile, en un ambiente muy familiar. Estamos muy contentos por el resultado”.

Trobada Clusa

María Clusa, concejal de Cultura de Fonz
Trobada
Autoridades participantes en la inauguración de la V Trobada de Jazz de Fonz / Música
Comentarios