Las escuelas del mundo rural ponen más en valor su oferta en las actuales exigencias de seguridad

La de Senegüe-Sorripas afronta el próximo curso con 5 alumnos y con mantener su estabilidad para el de 2021 a 2022

alumnos de una escuela unitaria Alto Gállego
Alumnos en la hora de educación física


la escuela unitaria de Senegüe finalizaba este curso accidentado, con cuatro alumnos, afrontando el próximo 2020/2021 con una matrícula de 5 inscritos, que garantizan su continuidad. Las cosas se pueden complicar en el de 2021 ya que la mitad de ellos iniciaran primero de secundaria en Sabiñánigo.

Por este motivo los padres y madres han vuelto el poner en valor lo que representa la enseñanza en el medio rural, invitando a la gente del entorno y de España a que vengan a conocerla y a vivir familias con sus hijos en edad escolar en esta localidad del municipio serrablés.

Pero en las actuales circunstancias que “ generan dudas, sobre como va a ser la escolarización”, han querido destacar las ventajas de este tipo de escuelas “ ofreciendo una garantía de seguridad, gracias a su baja ratio, el amplio espacio y metodología educativa en estos centros en localidades pequeñas”, ha comentado a Hoy por Hoy Sabiñánigo, Rosa García en representación del colectivo de padres y madres.

Recordaba las ventajas de la escuela rural por la convivencia de distintas edades en el mismo espacio, lo que “representa el fomentar la solidaridad y la igualdad, los pequeños se beneficien de lo que están haciendo y aprendiendo de los mayores con aulas equipadas como otros centros escolares, pero con la gran ventaja de ser más flexibles y libres en prolongar una clase o en su caso salir fuera.”

Comentarios