GRAUS

Lo mejor de la pintura contemporánea rusa se expone en Espacio Pirineos

La muestra se puede ver en la sala 2 hasta el sábado 30 de junio

Expo pintura rusa Graus
La exposición acerca el arte de una docena de pintores rusos a través de una treintena de lienzos

Hasta finales de este mes de junio, la sala 2 de Espacio Pirineos acoge una muestra pictórica de la colección particular de Sylvia Sartori con cerca de una treintena de cuadros de artistas contemporáneos rusos. La exposición puede visitarse de martes a sábado en horario de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas.

No es la primera vez, que la sala ofrece la oportunidad de conocer la pintura rusa, puesto que, en 2016, ya se pudo ver la obra de IIya Natarevich, comisariada también por Sartori. En esta ocasión, se trata de una muestra del trabajo de una docena de artistas rusos, principalmente del entorno de San Petersburgo que representan diferentes estilos y escuelas.

Sartori explicaba que nunca ha sido fácil introducir la pintura rusa en Europa y, de hecho, todavía hoy en día, hay dificultades para adquirir cuadros de artistas rusos. De ahí, la importancia de poner reunir, en una misma sala, la obra de varios artistas como Nadezdha Everling, Irina Roon, Nikolaj Tesenkov , Inessa Rakhmanova, Pavel Efanov, Ilya Natarevich, Ilya Ovyassinikov, Irina Bikova-Goldovskaya, Natalia Ponomaryova y Marina Mozhaeva.

En la inauguración de la muestra, la comisaria repasaba la historia de la pintura rusa, desde los eslavos y los iconos, tendencia que llegó hasta el año 1.500, pasando por el intento de Pedro el Grande de introducir varios estilos o la etapa de la zarina Catalina II con la Academia Imperial de San Petersburgo de han salido y salen los grandes maestros.

Recordó un grupo de pintores, que llegaron a juntar cerca de un centenar de cuadros y se fueron de la ciudad al campo a mostrar su obra llegando a alcanzar el medio millón de personas y otras etapas como la de revolución rusa, los bolcheviques, de donde se conservan cuadros, absolutamente, inverosímiles pero con unos cánones que los pintores debían respetar para evitar la cárcel o incluso la muerte o el comunismo.

La tendencia actual de la pintura rusa es figurativa, tendiendo al minimalismo, más hacia lo urbano que a lo rural, y, sobre todo, intentando simplificar de tal manera que, en ocasiones, en una pincelada expresan todo lo que quieren decir.



Comentarios