cultura

Mágica inauguración del Festival EnClaves en la Chopera de Belsué

Raúl Márquez en su actuación en Belsué
Raúl Márquez en su actuación en Belsué

El violinista Raúl Márquez conquistó con su 'Atypical live sessions' a un público maravillado de la combinación de música, patrimonio y naturaleza. El Festival de Música y Patrimonio EnClaves optó por dar el primer paso musical de esta edición en un entorno a menudo olvidado por los programadores: la cara norte de la Sierra de Guara. Junto a la obra escultórica del artista portugués Alberto Carneiro que el proyecto Arte y Naturaleza levantó en una chopera situada entre las poblaciones de Belsué y Lúsera, Raúl Márquez tejió un concierto de piezas concebidas, en gran medida, durante el confinamiento y que atesoran las condiciones necesarias para dialogar con el entorno.

Las intervenciones del alcalde de Nueno, Guillermo Palacín, y de la consejera comarcal de Cultura, Beatriz Calvo, sirvieron para enmarcar esta apuesta por todos los rincones de la geografía comarcal, por todo tipo de patrimonio y por la música de calidad. Como recordó Beatriz Calvo, "Raúl es un aragonés afincado en Madrid, donde desarrolla su carrera junto a grandes nombres de la escena española, pero que mantiene su compromiso con el territorio, concibiendo espectáculos propicios para lugares imposibles y dinamizando proyectos que luchas contra la despoblación, como la puesta en marcha de un festival en Las Parras de Martín", pequeña localidad turolense situada en la comarca de Cuencas Mineras.

El concierto generó un ambiente diferente al de ediciones anteriores, con menores rigideces formales, gran presencia de familias con niños que estaban disfrutando del entorno privilegiado de las pozas de Belsué o del senderismo por las gradas y badinas del Flumen y, sobre todo, por el grado de participación de los asistentes que paulatinamente fueron implicándose en las melodías o incluso el propio Raúl Márquez paseó entre el público versionando un clásico.

La música de Raúl Márquez recuerda a Grapelli, pero también a Philp Glass, con piezas que fueron concebidas para números del Circo Price o en memoria de personajes tan singulares como el faquir conquense Daja-Tarto.

El concierto dio comienzo a las 20:15 horas y tuvo una duración de una hora, con gran presencia de vecinos de las localidades próximas que agradecieron a los organizadores la iniciativa de llevar hasta este valle actuaciones culturales del nivel de las programadas en el Festival EnClaves que organiza la Comarca Hoya de Huesca en colaboración con el Ayuntamiento de Huesca y el apoyo, entre otras entidades de la Diputación de Huesca, el Obispado oscense, Huesca La Magia o el proyecto europeo Mind the Gap.