balance

Más de 8.500 personas han asistido al Festival Internacional en el Camino de Santiago

Una edición con menos público debido a la reducción de aforos y la eliminación de actividades que conllevaban aglomeraciones como el Mercado Medieval

Jordi Savall fue uno de los artistas que actuó en el XXIX Festival Internacional en el Camino de Santiago
Jordi Savall fue uno de los artistas que actuó en el XXIX Festival Internacional en el Camino de Santiago

El Festival Internacional en el Camino de Santiago ha concluido su vigesimonovena edición con una buena respuesta de público. La cifra es menor a la registrada en años anteriores pero la comparativa no es posible ya que el evento que más público sumaba, el Mercado Medieval de las Tres Culturas (que otros años atraía a más de 35.000 personas), se suspendió, y los conciertos redujeron su aforo. Por contra, se han sumado al balance las 2.700 personas que siguieron los conciertos a través de internet, una de las novedades que la Diputación Provincial de Huesca puso en marcha esta edición.

En total, 8.600 personas han participado en las actividades que ofrecía la programación durante el mes de agosto. Hubo 4.350 espectadores a los conciertos, entre los 1.600 presenciales y los 2.700 vía streaming. A ello se suman las mil personas que han disfrutado de actividades paralelas como teatro o proyecciones audiovisuales y los 3.000 accesos a la exposición ‘Sonidos vecinos’, parte de la colección de instrumentos portugueses de Luis Delgado instalada durante el mes de agosto en el Museo Diocesano de Jaca.

La reducción de aforos, las distancias de seguridad, la asignación de asiento mediante las invitaciones gratuitas o el registro de nombres y apellidos y el contacto de los asistentes a los conciertos del Festival Internacional en el Camino de Santiago son tan solo algunas de las medidas que la institución ha adoptado en las actividades que contiene la programación. Las iglesias y templos que han acogido los conciertos tienen una capacidad limitada de público y permiten un control exhaustivo de estas condiciones especiales, hecho decisivo para que la Diputación Provincial de Huesca llevara adelante la programación en un año tan atípico.

La retransmisión a través de streaming ha permitido que 2.700 personas hayan podido seguir los conciertos desde cualquier lugar del mundo. El presidente de la Comisión de Cultura, Francisco Mateo, señala que “la Diputación Provincial de Huesca entendió que esta propuesta cultural era un deber de la institución con la ciudadanía y puso todos sus esfuerzos en adaptarla a los condicionantes que imponen las circunstancias actuales; estamos muy satisfechos porque las cifras han sido un éxito y, sobre todo, se ha demostrado que la cultura es segura, si las cosas se hacen como es debido en estos momentos tan complicados”.

Más de 1.600 personas han asistido con invitación a los conciertos que se han desarrollado en templos e iglesias que jalonan el Camino de Santiago a su paso por Aragón y los espectáculos que han tenido lugar en el Centro de Congresos, como el de Jaca o el de Monzón.

La relación musical entre España y Portugal en la antigüedad ha sido una de las propuestas principales en esta vigesimonovena edición del Festival Internacional en el Camino de Santiago, bajo el título de ‘Los desconocidos’, ya que apenas se valora en la actualidad a muchos músicos lusos que tuvieron una gran importancia en la cultura de la península. El otro eje temático de este año ‘Las olvidadas’ de la música antigua ha sido una oportunidad para ahondar en las mujeres compositoras que no obtuvieron el reconocimiento que merecieron en la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco y, de este modo, la institución ha querido dedicar un apartado específico en señal de homenaje.

La incorporación de las retransmisiones por streaming ha sido “todo un acierto”, destaca Mateo, porque “ha llevado el Festival Internacional en el Camino de Santiago más allá de nuestro territorio, a un público potencial en cualquier lugar del mundo que probablemente querrá visitar la provincia y nuestra riqueza patrimonial en el futuro”.

El comportamiento del público asistente a los actos ha sido ejemplar, tal y como indica el programador del Festival Internacional en el Camino de Santiago, Luis Calvo, que agradece “la actitud que han mostrado en todo momento a la hora de cumplir estrictamente todas las medidas preventivas impuestas por la organización”. Asimismo recuerda que el próximo 2021 será Año Jacobeo y coincidirá con la trigésima edición de este certamen cultural.

Esta edición ha contado con protagonistas de la talla del gran maestro Jordi Savall, con la formación Hespérion XXI, el pasado 7 de agosto en la iglesia de Canfranc Estación, o el aclamado gaitero Carlos Núñez, el pasado 11 de agosto en el Centro de Congresos de Jaca, que interpretó los arreglos de composiciones celtas de Beethoven para celebrar el 250 aniversario de del nacimiento del compositor de Bonn. Ambos han sido los dos platos fuertes en esta edición, pero también cabe destacar actuaciones como las de Paradisi Portae junto a Chus Gonzalo en la Catedral de Jaca y Les Sacqueboutiers con Stéphanie Révidat en la Iglesia del Carmen de la capital jacetana, entre muchos otros.

El Festival Internacional en el Camino de Santiago ha podido celebrar el 90% de la programación que tenía prevista antes de la crisis sanitaria del coronavirus, con las excepciones de grupos y artistas del ámbito internacional, como la cantautora israelí Noa, cuya participación se pospuso para el próximo año.

Como novedad, La Diputación Provincial de Huesca ha iniciado, en el marco de este festival, un proyecto de podcast junto a la productora La Coctelera Music bajo el título ‘Huesca 858. Los Caminos de Santiago en el Alto Aragón’. Se trata de una actuación que se va a desarrollar durante los próximos meses y que supondrá una herramienta promocional de la riqueza paisajística, patrimonial, cultural y social en los próximos años, de manera que los peregrinos y futuros visitantes del territorio conozcan mejor la zona y sus atractivos.

Comentarios