Muere Mory Kanté, músico guineano que actuó en Pirineos sur en dos ocasiones

Su canción Yé ké yé ké fue un número uno mundial, y el primer disco de música africana en vender más de un millón de copias

Mory Kanté
Mory Kanté

El músico guineano-malinense, Mory Kanté, ha fallecido en Conakri, la capital de Guinea, al no poder ser tratado en París de una enfermedad que arrastraba desde hace tiempo.

Kanté actuó en dos casiones en Pirineos Sur, la primera en 1998, en un concierto mucho más cercano al disco y la canción que le dio popularidad mundial, el archiconocido Yé ké yé ké.

La segunda de las actuaciones fue un concierto acústico en 2004 dentro del especial que el Festival Internacional de las Culturas dedicó Al Sahel.

Mory Kanté nació con orígenes maliense y guineano, en el seno una de las familias de músicos griot más conocidas de Guinea. Después de haber sido educado en la tradición de los mandinga en Guinea, se trasladó a Mali a la edad de siete años, donde aprendió a tocar la kora, así como a importantes tradiciones de voz, algunas de las cuales son necesarias para ser un griot.

Falleció en un hospital de Conakri este viernes los setenta años. Durante la pandemia mundial del coronavirus SARS-Cov-2 no pudo viajar a Francia para recibir el tratamiento médico para una enfermedad crónica que padecía.

​En 1971, fue miembro de la Rail Band, en la que Salif Keïta era el cantante. Keïta dejó la banda en 1973, dejando a Kanté como cantante.

En 1987, lanzó la canción "Yé ké yé ké", que fue uno de los éxitos más vendidos de África, además de ser el número uno en Europa en 1988, convirtiéndose en el primer single africano en vender más de un millón de copias. El álbum al que pertenecía el hit, Akwaba Beach, fue el disco africano más vendido de su tiempo

Comentarios