cultura

Música y patrimonio se unen de nuevo en el XXIV Festival de la Ribagorza

Tendrá lugar en 13 municipios distintos del territorio altoaragonés entre el sábado 17 de julio y el 29 de agosto 

La 24ª edición del Festival de la Ribagorza ya es una realidad
La 24ª edición del Festival de la Ribagorza ya es una realidad

La 24ª edición del Festival Clásicos en la Frontera regresa este verano a la programación cultural de Ribagorza. Una cita que tendrá lugar desde este sábado 17 de julio en Graus hasta el 29 de agosto en Benabarre y que, en situaciones normales, hubiera celebrado su 25 aniversario. De esta forma, la cultura musical vuelve al territorio altoaragonés después de un año en blanco.

Con el “Tiraz de Colls” como imagen del festival, el prestigio y la solera del mismo sigue en aumento a pesar del obligado parón por la crisis sanitaria. Y es que, en ese sentido, durante los próximo meses serán 13 los conciertos que se llevarán a cabo en 13 municipios distintos, siempre con el objetivo de llevar a los lugares más pequeños y desatendidos la cultura, el patrimonio y el arte.

Santiago Lleida, director del festival, confirmaba algunas de las novedades con las que contará dicha edición
LLEIDA 1 NOVEDADES 12

Por su parte, Gema Betorz, alcaldesa de Graus, recalcaba uno de los objetivos destacados: descentralizar y ayudar al resto de los núcleos de la zona
BETORZ 1 DESCENTRALIZAR 12

Y es que “Clásicos en la Frontera” ha conseguido atraer en ocasiones anteriores hasta a más de 7.000 asistentes, con una asistencia fiel de todo tipo de públicos año tras año. La edición 24. al igual que en ocasiones anteriores, pretender ofrecer a los interesados diferentes épocas y estilos musicales a través de solos, duetos, tríos e incluso cuartetos con actuaciones en núcleos como Roda de Isábena, Castanesa, Montañana, Lascuarre y Obarra entre otros.

Su realización en diferentes puntos del territorio se debe a la búsqueda de “una descentralización”, tal y como aseguraba la alcaldesa de Graus, Gema Betorz. Una oportunidad única de nutrir tanto de personas como en lo económico a lugares menos habitados y más afectados por la crisis sanitario que tanto daño ha hecho a todos los sectores.

Como era de esperar, se trata de una edición especial en la que el aforo también será limitado en cada una de las localidades. Además, la reserva de plazas deberá llevarse a cabo en el Ayuntamiento del municipio en el que vaya a realizarse el concierto. Las entradas son gratuitas.