CULTURA

Órgano y percusión se fusionan en el inicio del Ciclo Internacional de órgano de Torreciudad

El ciclo del santuario celebra su 25 aniversario con propuestas novedosas y repertorios que van desde el siglo XIII al siglo XXI

Esther Ciudad y Juanjo Guillem
La organista Esther Ciudad y el percusionista Juanjo Guillem inauguran el Ciclo Internacional de órgano de Torreciudad este viernes.

Unido al festival Clásicos en la Frontera, está organizado por el Departamento de Música del santuario y constituye un referente de primer orden entre los eventos musicales que se organizan en Aragón durante el periodo estival. Según indica su directora, Maite Aranzábal, en esta especial edición se “mantiene e incluso refuerza uno de sus rasgos más característicos: la conjunción de instrumentos melódicos con el órgano, con actuaciones que no se han visto en el cuarto de siglo de historia del ciclo”. Desde 2017, el ciclo cuenta con el apoyo de la Fundación Caja Rural de Aragón.

El Ciclo Internacional de Órgano de Torreciudad comienza este viernes, 9 de agosto, con el concierto del percusionista valenciano Juanjo Guillem y la organista aragonesa Esther Ciudad con un programa de vanguardia que lleva por título “Aethra”. Se trata de tres obras compuestas en el siglo XXI con la percusión como gran protagonista. La actuación comienza a las 19 horas, con entrada libre hasta completar el aforo de la iglesia.

ARANZABAL 25 CICLO

El repertorio elegido para esta edición abarca desde el siglo XIII hasta la actualidad, aunque la música de los siglos XIX y XX protagoniza la mayoría de las piezas. El papel principal corresponde siempre al órgano, combinado en esta ocasión con las flautas, el violín, la percusión y diversos instrumentos étnicos. En estos dos últimos casos, se trata de la primera vez que el ciclo ofrece esta experiencia musical.

Programa de actuaciones

Los conciertos tendrán lugar a las 19.00 horas los viernes del mes de agosto días 9, 16, 23 y 30 y la entrada a las actuaciones es libre mientras lo permita el aforo de la iglesia.

El 16 de agosto, los organistas Naji Hakim (Líbano) y Bernadette Dufourcet (Francia) ofrecerán un concierto que incluye tres piezas interpretadas a cuatro manos y a cuatro pies, y el estreno absoluto de Variaciones sobre “Salve, Madre de Torreciudad”. “Una experiencia sorprendente de ver y oír”, apunta Aranzábal, que destaca el virtuosismo de ver interpretar piezas en el órgano a cuatro manos y a cuatro pies.

El 23 de agosto, la organista titular del santuario y donostiarra de origen, Maite Aranzábal, forma dúo con el flautista vallisoletano José Menéndez para desarrollar un variado repertorio con predominio de los siglos XIX y XX. Menéndez tocará ocho flautas diferentes e interpretará un solo de flauta doble de gran dificultad. “Se trata de un repertorio muy cuidado, como hacemos cada año, pero este más si cabe por la fecha del 25 aniversario”, manifestaba la directora del ciclo.

Una de las principales novedades del ciclo llega el 30 de agosto, con la actuación de Loreto Aramendi (órgano), Pedro Miguel Aguinaga (violín) y Pablo Mezzelani (instrumentos étnicos), con obras para órgano solo y el programa “Viento y piedras” con piezas de Armenia, Bolivia, Afganistán, Argentina, Bulgaria, China, Moldavia y Rumanía.

Por este evento musical y cultural han pasado los organistas más destacados a nivel mundial: Montserrat Torrent (Barcelona), José Luis González-Uriol (Zaragoza), Jean Guillou (París), Daniel Roth (Alemania), James Goettsche (Basílica de san Pedro del Vaticano), Günter Kaunzinger (Alemania), Ignace Michiels (Bélgica), Piet Kee (Holanda), Andreas Liebig (Noruega), Wolfgang Seifen (Berlín), Liudmila Matsyura (Rusia), Olivier Latry (París), Ewald Kooiman (Países Bajos), John Scott (Reino Unido), Michel Bouvard (Francia), Marina Omelchenko (Moscú) y en esta edición Naji Hakim (Líbano).

La cuidada calidad artística de los músicos participantes explica su gran arraigo popular, especialmente visible en la numerosa asistencia a los conciertos registrada en los últimos años: en 2018 hubo el mayor número de asistentes, 1.600, y se estima que en su conjunto las actuaciones han congregado a más de 23.000 personas.

Desde su primera edición, celebrada en 1995 bajo el impulso de su primera directora, la organista Marisol Mendive, han sido 73 los intérpretes y 14 las agrupaciones musicales que han participado, procedentes de 18 países distintos. Abarca todo el panorama musical moderno y contemporáneo protagonizado por el órgano, en combinación hasta la fecha con 15 instrumentos solistas: saxofón -de la mano de Pedro Iturralde, entre otros- clarinete, violín, viola, violonchelo, clave, trompa, trompa alpina, trombón, oboe, txistu, flauta de pan, flauta dulce, arpa y trompeta.

Comentarios