tradiciones

“Orosia, estrella de las montañas”, un documental que muestra la fuerza de las tradiciones

Los ritos y tradiciones en torno a Santa Orosia se celebrarán este año como Bien de Interés Cultural Inmaterial

Santa Orosia
Santa Orosia

Este fin de semana las localidades de Yebra de Basa y Jaca acogen la presentación del documental “Orosia, estrella de las montañas”, un audiovisual que refleja la fuerza y el arraigo de los ritos y costumbres en el Alto Aragón a través de una leyenda milenaria. No se conoce a ciencia cierta cuándo comenzó la leyenda de esta santa. La tradición se remonta al siglo IX, quizá una princesa, quizá una eremita refugiada en las cuevas del monte Oturia, pero lo que sí se sabe es que se ha venerado en esta zona del Pirineo desde hace más de 500 años.

El documental grabó imágenes de la procesión del 25 de junio en Jaca o de las romerías a Yebra de Basa. Eduardo de la Cruz es su realizador, de la productora Donde van las nubes.

El documental usa todos los elementos en torno a la santa. Desde la música de sus dances hasta la vestimenta o el paisaje de cuevas del monte Oturia. Recoge las declaraciones de estudiosos como Domingo Buesa, Ricardo Mur, o Alberto Gómez. Ángel Gari trata el tema de los espirituados, que durante muchos años estuvo ligado a la veneración de Santa Orosia. Una creencia durante un tiempo en el que la medicina no daba explicación a muchas enfermedades mentales, que se extendía por toda España y que se mantuvo hasta la posguerra. Carolina Naya hablará de las joyas de Santa Orosia, un tema que tratará en la conferencia previa a la proyección de este sábado en Yebra de Basa, a las 18 horas. El domingo se hará lo propio en Jaca, en el Palacio de Congresos, a las 20 horas y con la presencia, además de los autores, del historiador Domingo Buesa.

Tienen presencia en el documental Antonio Javierre, de Orante, y José María Villacampa, de Arto, como los dos romeros más mayores.

Orosia es la protagonista y Jaca, y Yebra de Basa los lugares donde, según la leyenda, el pastor Guillén depositó las reliquias de la Santa: la cabeza en Yebra de Basa y el cuerpo en Jaca.

Comentarios