festivales 

Patossa de Patricia Barrachina pone color a la Muestra de Cine de Ascaso de 2021

La Muestra de 2021 se celebrará en este núcleo de los 11 que pertenecen al municipio de Boltaña entre el 31 de agosto y el 4 de septiembre

Muestra de Cine Ascaso 2021
Cartel de la Muestra de Cine de Ascaso para 2021.

La Asociación de Vecinos-as y Amigos-as "Los Relojes", organizadora de “la muestra de cine más pequeña del mundo” que cada año se celebra en esta localidad de Sobrarbe presentaba el cartel de la que será su décima edición, a inaugurar el próximo de 31 de agosto. La colorista imagen de Patricia Barranchina, Patossa, se ha llegado el gato al agua.

El cartel es una creación a partir de pequeños objetos muy visuales y relacionados con el décimo aniversario de este pequeño festival que se ha convertido en un referente del cine de autor en Aragón. Una tarta de cumpleaños, rodeada de cinta de película y que incluye, como dulce, un paisaje pirenaico. Y coronándola, las velas del décimo aniversario.

Patricia Barrachina (València, 1979) estudió Bellas Artes y Arte Dramático, y ha logrado crearse un importante espacio y reconocimiento en el mundo del diseño gráfico y el visual. Optó por Patossa como nombre artístico porque ella dice que “casi nunca ocurre algo en su vida sin accidentes o errores”. Realiza animaciones en stop motion e ilustra para prensa, publicidad, editorial y otros medios, a través del juego y la simbología con objetos y materiales diversos, además de trabajos de diseño gráfico. También interviene en performances de creación visual en directo para eventos o espectáculos escénicos.

Ha participado en diferentes exposiciones colectivas y ha realizado giras escénicas por todo el estado. Su última creación has sido el espectáculo músico-visual inversivo de “La Barcarola” para el Grand Teatre del Liceu, de Barcelona.

Esta pequeña Muestra de Cine, organizada íntegramente por personas voluntarias no solo acerca al mundo rural el cine independiente y de más bajo presupuesto (pero el que luego recibe los mejores premios de los grandes festivales), además ha logrado hacer revivir una aldea que hasta finales del siglo pasado estaba casi abandonada y a la que las administraciones aún no han dotado de algunos servicios básicos universales.