FESTIVAL DE LA RIBAGORZA

Patrimonio y cultura se dan la mano en el Festival de la Ribagorza

Clásicos en la Frontera se inaugura el sábado en el claustro de la Basílica de la Peña en Graus

Clásicos ORA
La Orquesta Reino de Aragón ofrecerá el concierto inaugural

Entre el 21 de julio y el 26 de agosto se celebra el XXII Festival de la Ribagorza, Clásicos en la Frontera, que levantará su telón en el claustro de la Basílica de la Peña en Graus con el concierto de la Orquesta Reino de Aragón. La clausura será en Benabarre con el ensemble de cuerda Al Ayre Español. La actual edición continúa con las líneas básicas de actuación de años anteriores, puesto que, contará con la presencia de distintos tipos de formaciones instrumentales, desde solistas a orquesta, pasando por otras formaciones intermedias.

También se vuelve a apostar por intentar que estén representados todos los períodos de la historia de la música, desde la tradicional hasta la compuesta en el siglo XXI con el objetivo que el público encuentre algo que le apetezca escuchar.

Clásicos Quinta
Qvinta Essencia cerrará en El Grado, el domingo, el primer fin de semana del festival 

Clásicos en la Frontera cuenta con un público muy fiel que, el año pasado alcanzó los 6.000 asistentes, de los cuales, entre un 40-45% representan ese público que repite y que, incluso, se organiza las vacaciones en función del programa del festival.

Además, un año más, Clásicos en la Frontera aunará el rico patrimonio cultural con el musical, ya que, los escenarios serán iglesias, monasterios, santuario o catedrales en los diez municipios que forman parte de la comisión organizadora. El Festival de la Ribagorza “surgió en 1997 bajo el impulso y la ilusión de los municipios de El Grado, Graus, Isábena, La Puebla de Castro, Lascuarre y Secastilla, integrándose en el año 2004 el municipio de Capella, en el 2005 el municipio de Benabarre, en el 2013 el de Beranuy, en 2014 Puente de Montañana y en 2016 el municipio de Montanuy. Todo esto se logró bajo el apoyo del Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Huesca, además de la Comarca de la Ribagorza desde la constitución de la misma.

Cabe destacar también el aspecto solidario del festival. En cada concierto se instalará una urna donde depositar los donativos. El 50% de lo recogido sirve para sufragar gastos del festival y el 50% restante se destina a Cáritas.

Comentarios