HISTORIA 

Sobrarbe conmemora el 700 aniversario de la tragedia de Monclús

Los actos de homenaje a las comunidades judías de Sobrarbe se celebran este domingo en Aínsa y el lunes en Mediano

Pantano de Mediano
Torre de la iglesia de Mediano. Foto: Conchi Benítez.

La Comarca de Sobrarbe, los Ayuntamientos de La Fueva y Aínsa-Sobrarbe y el Centro de Estudios de Sobrarbe organizan los actos “Monclús 1320-2020” para conmemorar el 700 aniversario de la tragedia de Monclús, y honrar el recuerdo de las comunidades judías que durante siglos contribuyeron a la cultura y a la historia de Sobrarbe y de Aragón.

Este domingo, a las 18:00 horas en la sala de Geovisión de la torre Nordeste del Castillo de Aínsa, tendrá lugar la inauguración de los actos con la conferencia "Las comunidades judías de Sobrarbe y los acontecimientos acaecidos en el verano de 1320 ", a cargo del profesor Francisco Andrés Lascorz Arcas. Durante el acto, Iris López-Bueno, a la guitarra, y de Natalia Martín, al clarinete interpretarán varias piezas musicales de origen sefardí. Así mismo, se expondrá una muestra de objetos de la cultura hebrea y fotografías relacionadas con el patrimonio hebreo en Sobrarbe. Aunque ya no quedan plazas presenciales disponibles, la conferencia podrá ser seguida online, previa inscripción a través del siguiente enlace: https://cutt.ly/BgeOVld

Este lunes a las 11:00 horas tendrá lugar un acto conmemorativo en Mediano, frente a la Aljama de Monclús, en recuerdo de las comunidades judías de Sobrarbe, por su inestimable aportación a la cultura e historia de la comarca. El acto contará con la presencia de las autoridades locales y de  Walter Wasercier, Vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria España-Israel.

MONCLÚS, LA ALJAMA SUMERGIDA

A mediados del siglo XIII, en el actual término municipal de La Fueva, la localidad de Monclús era un enclave estratégico intensamente transitado por ser paso obligado para los viajeros que querían cruzar el río Cinca. La aljama de Monclús logró un protagonismo notable entre las aljamas de la Corona de Aragón hasta 1357, año en el que desaparece (aunque varias familias judías mantuvieron allí su residencia).

Dada su importancia y número de habitantes (más de 30 familias hacia el s. XIII), y al tener la categoría de aljama de la Corona de Aragón, disfrutaba del estatuto especial, otorgado por concesión real a una comunidad judía, que la dotaba de una gran autonomía y le permitía la creación de sinagogas-escuelas, la gestión propia del cobro de impuestos y la administración de justicia con el fin de mantener la observancia de la moral y costumbres de la religión judía. Las aljamas de la Corona de Aragón tributaban directamente al rey y tenían derecho a enviar delegados, según su importancia, para las decisiones que a ellas afectaban. Hoy en día, lo que queda de esta aljama se encuentra sumergido, prácticamente todo el año, bajo las aguas del embalse Mediano.

700 ANIVERSARIO DE LA TRAGEDIA DE LA CRUZADA DE LOS “PASTORES” (PASTORELLI)

El verano de 1320 surgió en Languedoc un movimiento de fanáticos cristianos con pocos recursos que se reunieron con el fin de extender la fe cristiana, pronto se radicalizaron y se propusieron degollar a los judíos que no aceptaran el bautismo. En Aragón, entraron por Jaca y por los valles de Broto, Bielsa y Gistaín unos 5.000 pastorelli, a los que se sumaron simpatizantes locales. El 2 de julio acamparon en Plampalacios y al día siguiente sitiaron y atacaron la aljama de Monclús dando muerte a 337 judíos y convirtiendo a niños y a algunos adultos. La comunidad se dispersó, muchos de los habitantes tuvieron que abandonar el lugar y se refugiaron en otras localidades cercanas. Ante estos crueles sucesos, Jaime II ordenó que cualquiera que agrediera a un judío o moro fuera ahorcado sin remisión e inició una ofensiva que derrotó a la banda de cruzados el 13 de julio. Ese mismo verano se ajustició a un buen número de agresores foráneos y locales.

PATRIMONIO HEBREO EN SOBRARBE

El estudio de la presencia de las comunidades judías en Sobrarbe a lo largo de la historia fue impulsado en 2014 por la Comarca de Sobrarbe, el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe y el Ayuntamiento de La Fueva, que decidieron apoyar conjuntamente la investigación del profesor Francisco Andrés Lascorz Arcas. 

En 2016 se publicó el libro “Las comunidades judías de Sobrarbe”, en el que este investigador licenciado en Filología Hebrea y profesor de cultura hebrea, hebreo moderno y Judaísmo realiza una mirada retrospectiva recomponiendo el relato del devenir de estas comunidades desde su origen: su convivencia con el Islam y con el Cristianismo, la organización de las aljamas, las juderías más importantes, la trágica cruzada de los “pastorelli” franceses, las conversiones forzosas, las actuaciones de la Inquisición, la disputa-adoctrinamiento de Tortosa o su expulsión, entre otras cuestiones. Además, recoge datos sobre su vida cotidiana, sobre las relaciones que establecieron con otros agentes sociales y con los monarcas aragoneses y sobre los judíos sefardíes dispersos por el mundo cuyos antepasados, un día, tuvieron que partir de Sobrarbe.

En ese mismo año, el investigador Jesús Cardiel halló dos restos arqueológicos relacionados con la presencia de las comunidades judías en este territorio. Uno de ellos es un fragmento de piedra arenisca calcárea con ornamentación en una cara, grabada de forma sencilla, esquemática y rústica, que parece ser un fragmento de una lápida de sepultura, de los siglos XII a XIV. En posición central puede verse la representación esquemática de cinco de los brazos de un candelabro o menoráh. El tallo o tronco, recto y sin ornamentos, se acompaña de dos espirales levógiras, asociadas a la destrucción y la muerte. La segunda pieza hallada es un fragmento de cerámica de cronología medieval con caracteres hebreos grabados, un tipo de cerámica diferente a otras elaboradas en la zona, con la peculiaridad de que carece de desgrasante. Ambas piezas se hallan expuestas en el Museo Paleontológico de Sobrarbe y pueden ser visitadas en la localidad de Lamata.

A estos hallazgos se unieron dos descubrimientos realizados por el profesor Lascorz en la villa de Aínsa. El primero de ellos consiste en una inscripción hebrea grabada en una de las piedras que componen el paseo de ronda del castillo de Aínsa. Posiblemente, se trate de una piedra reutilizada en época moderna en la ampliación del castillo, que en su origen se ubicaba en alguna construcción o elemento de la comunidad judía de la villa. El segundo, y más relevante, es el descubrimiento de un posible baño judío (mikvé) en el sótano de una de las casas que compondrían la antigua judería de Aínsa, junto al Portal de Abajo.

En años posteriores se han realizado diversas acciones de difusión relacionadas con el patrimonio hebreo de Sobrarbe, como la edición del folleto turístico Patrimonio Hebreo de Sobrarbe editado en español, hebreo, francés e inglés que propone una ruta por los enclaves de Sobrarbe relacionados con la presencia de las comunidades judías a lo largo de la historia, la creación de material interpretativo, la difusión a través de internet y la organización de seminarios.  

Con la celebración de estos actos, Sobrarbe rinde homenaje a las comunidades judías que habitaron este territorio a lo largo del tiempo, por su inestimable aportación a nuestra cultura y nuestra historia, en el 700 aniversario de la tragedia de Monclús (1320-2020).

Comentarios