patrimonio

Subvención del Ceder Zona Oriental para reparar el techo de la iglesia de Cofita

Las obras se tendrán que ejecutar en un plazo de 12 meses y están condicionadas por el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural

Pinturas
Imagen de la visita a las catas que se realizan en la iglesia de Cofita / Arte

El Ceder Zona Oriental, con cargo al programa Leader, ha comunicado a la Comarca del Cinca Medio la concesión de casi 40.000€ para actuar en el techo de la Iglesia Románica de María Magdalena de Cofita, en cuyo interior han aparecido unas pinturas murales de los templarios. En estos momentos, se encuentra en tramitación, desde la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, el procedimiento para su declaración de Bien de Interés Cultural.
Según explicaba el presidente de la Comarca del Cinca Medio, Miguel Aso, tiene un plazo para ejecutar la obra de doce meses para no perder la subvención, por lo que en cuanto sea posible iniciará la tramitación de la ejecución de las obras que tendrán que obtener un permiso especial de la DGA, quien supervisará los trabajo.

aso ceder iglesia

IGLESIA

La Iglesia Románica de Santa María Magdalena de Cofita se encuentra ubicada en la localidad de Cofita, pedanía de Fonz , situada en la orilla izquierda del río Cinca a unos 7 km de Monzón. Fue construida y fundada por la Orden del Temple durante su permanencia en la encomienda y Castillo de Monzón, presenta una cronología incierta que podemos situar entre finales del siglo XII, teniendo en cuenta las características que presenta su exterior, y mediados del XIII por las de su interior, donde contemplamos una bóveda apuntada propia de construcciones de transición entre los estilos románico y gótico.
La Orden del Temple fue suprimida por una Bula pontificia de Clemente V en 1312, y sus bienes pasaron a los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, y que los Sanjuanistas permanecieron en estos lugares hasta la desamortización (1835-1836). La Iglesia está ubicada en el centro del pueblo y, muy posiblemente, debido a la desamortización se vio rodeada e invadida por viviendas colindantes. Dos de ellas, se adosan al templo, ocupando los pies de la nave.
La Iglesia consta de una nave de planta rectangular con bóveda apuntada y ábside en la cabecera cubierto con bóveda de cuarto de esfera. Como es habitual en estas construcciones, se mantiene la orientación canónica (E-W), su acceso al interior se sitúa en la fachada sur del edificio mediante un arco de medio punto y en la misma pared, se sitúan dos ventanas abocinadas cegadas. La iglesia presenta unas dimensiones de 1.500 m de longitud, 500 de anchura y 800 de profundidad.
El edificio se construye con sillares de piedra arenisca rojiza. En algunas zonas el zócalo y cimentación del edificio los sillares están dispuestos a tizón, sin continuidad; por el contrario, en la parte superior del edificio se disponen a soga. La fachada sur presenta dos ventanas con derrame doble, en esta zona hay reparaciones para las que se han utilizado cantos rodados colocados a modo de "Opus espicatum".
Sobre la piedra sillar se localizan marcas de cantero, así como un reloj solar de cronología reciente, y en sus proximidades, en este mismo paramento se conservan varias figuras humanas a modo de siluetas de caballeros grabadas en la misma piedra. Estas figuras estarían relacionadas con la Orden del Temple, cuya encomienda se estableció en el castillo de Monzón desde 1143 hasta 1308.
En estas imágenes se está representando a dos caballeros, uno a pie y otro a caballo, que portan capa y cruz de Malta el primero, armado de lanza, y casco sobre el que luce una cruz el segundo.
Aunque el principal interés de la Iglesia radica en las pinturas murales medievales de los siglos XII y XIII que han sido descubiertas en las catas recientemente realizadas y que posiblemente se corresponden con la cronología de construcción de la iglesia templaría. En las catas realizadas se observa entre otras imágenes figurativas la presencia de un caballero con casco y armadura. Las catas positivas se localizan en el lado de la epístola. La restauración completa de las pinturas permitirá definir la naturaleza del conjunto pictórico y su significado.

Comentarios