Tardienta se transforma en la frontera entre Palestina e Israel en el nuevo cortometraje de José Alberto Andrés Lacasta

wer
Momento del rodaje 

Tardienta se ha convertido en el principal escenario de rodaje del último cortometraje del director oscense José Alberto Andrés Lacasta, Ofra&Khalil, una trágica historia de amor entre un palestino y una israelí en la que la verdadera protagonista es la frontera, ese lugar de separación como espacio inexorable en el que reinan el miedo, la desconfianza y la violencia.

El director destacaba “el mimetismo entre el paisaje estepario de los Monegros y el propio del conflicto palestino-israelí, con el desierto de Neguev y las colinas polvorientas del Wadi Rhum. La sequedad y la inmensidad de este paisaje monegrino lo convierte en un personaje más, en una línea imbatible de separación que acaba ganando”. El rodaje se está llevando a cabo en diversos escenarios de Tardienta –donde se ha ubicado un checkpoint fronterizo-, la ciudad de Huesca, Villanueva de Gállego y Zaragoza.

La provincia de Huesca se ha transformado especialmente en los últimos años en un perfecto plató cinematográfico por su gran variedad paisajística que ha propiciado el rodaje de películas, cortometrajes y anuncios publicitarios. “Sin duda, una fantástica oportunidad para el territorio que salta a la gran pantalla e impregna la memoria del público con historias difíciles de olvidar como es este caso, facilitando la promoción del territorio gracias a Huesca la Magia del Cine”, apunta el director-gerente de TuHuesca, Fernando Blasco.

Ofra&Khalil toma la ocupación de Palestina como telón de fondo, pero es la intrahistoria de sus gentes, de sus víctimas y sus verdugos el lugar desde el que se teje el relato. Sus personajes llenos de registros deambulan en una constante lucha de conciencia. La inocencia no tiene cabida y emerge la confrontación en un espacio lleno de odio, amor, desesperanza, ternura, horror y emotividad.

“Es una historia cruel pero también una historia de futuro, un reencuentro con el ser humano por fin de retorno, de convivencia y de dignidad”, apunta el director sobre este cortometraje de 20 minutos rodado en inglés y que tendrá subtítulos en español, árabe, hebreo, francés, alemán y portugués.

Comentarios