festivales 

Tercer fin de semana en el Festival Castillo de Aínsa con talento “d'astí”

festival castillo de aínsa
Los Mosicaires de Graus abren el programa del fin de semana.

El Festival del Castillo de Aínsa cumple su tercer fin de semana con un programa apegado a la tierra. Abriendo boca este sábado estarán en la explanada del castillo los Mosicaires de Graus a las 20.00 horas.

El grupo aragonés de folk Mosicaires, que ante las incertidumbres y restricciones motivadas por la emergencia sanitaria centraban en desarrollar cuatro proyectos con una importante carga didáctica con los que facilitar la accesibilidad a la cultura, fundamentalmente dando a conocer la riqueza del patrimonio cultural aragonés, con especial mención a la tradición oral, la lengua y la naturaleza de Aragón.

Tomará relevo a las 22.00 horas el cantante Jaime Ocaña con sus Confesiones de una Vedette Furibunda. Un relato incendiario y algo enloquecido de La Vero, orgullosa descendiente de la tradición del Teatro chino de Manolita Chen y de un posmodernismo rabiosamente esperpéntico. Lleno de historias rocambolescas y personajes patibularios. Con una banda sonora original interpretada en directo que va desde el pasodoble levantisco a las tonadillas racimo pasando por el rock deshinchable. Una comedia de risa furiosa al más puro estilo tedax.

El domingo traerá teatro con la Machina Teatro y su obra “Molly y el Gigante”, Basado en un cuento tradicional inglés, “Molly y el Gigante” se trata de un espectáculo encuadrado en el teatro de objetos y que participa de los títeres de cachiporra; un trabajo lleno de ritmo, intriga, ternura y humor que trae al siglo XXI la magia de los cuentos tradicionales. 

Molly y sus dos hermanas caminan por el bosque muertas de hambre y se refugian en una casa sin saber que allí habita un terrible gigante. Hará falta ser muy decidida, valiente e ingeniosa para vencer a un enemigo tan peligroso. Se darán cita a las 19.00 horas.

Y cerrando el programa previsto para este fin de semana en Aínsa, Vegetal Jam, el sueño de Miguel Guallar y David Aznar. Un sueño cargado de ritmos con sabor a
tierra y olor a lluvia, traídos por los vientos del norte, del sur, del este y del oeste. fandangos, arinarin, scottish, fox-trot, bourée, chapelloise, mazurka, vals, jota, rondeau, interpretadas por el acordeón, el chelo y el violín, llenan de energía y hacen volar los sentimientos del público.”