literatura

Tertulia con Julio Llamazares sobre ‘La Lluvia amarilla’

Tras la proyección del documental 'Ainielle', el autor hablará  sobre el libro que cumple 30 años siendo un símbolo de la despoblación

La senda amarilla de Ainielle protagonista este fin de semana
Molino Ainielle/archivo

El autor de la “Lluvia amarilla”, Julio Llamazares, participa este miércoles en un encuentro literario, tras la proyección del documental “Ainielle” de Eduardo de la Cruz, que es el pueblo, símbolo de la despoblación, protagonista de la novela. Este año se cumplen 30 años desde que viera la luz la obra más popular de Llamazares. La cita este miércoles, día 23 de mayo, a las 19.30h en el Cine Victoria.
Llamazares explicaba que acude a este tipo de encuentros con el ánimo de aprender del público que acude a los mismos.
El autor señalaba que es un tema que no ha perdido vigencia y que junto a otros en los años 80 llamó la atención sobre la despoblación. Llamazares indicaba que en un principio era un lugar imaginario, pero hasta que llegó al sobrepuerto en Huesca y empezó a recorrerlo y llegar a Ainielle.
Julio Llamazares comentaba que, en el caso de escribir la segunda parte, Monzón sería una de los lugares donde debería centrarse la trama ya que recibió junto a las localidades más industriales, a las habitantes que abandonaron los pueblos para buscar otro destino.

LLAMAZARES CORTE

Julio LLamazares, escritor de "La lluvia amarilla"

La lluvia amarilla” (1988) es el monólogo del último habitante de un pueblo abandonado del Pirineo aragonés, llamado Ainielle. Entre la "lluvia amarilla" de las hojas del otoño, que se equipara al fluir del tiempo y la memoria, o en la blancura alucinante de la nieve, la voz del narrador, a las puertas de la muerte, nos evoca a otros habitantes desaparecidos del pueblo, que lo abandonaron o murieron, y nos enfrenta a los extravíos de su mente y a las discontinuidades de su percepción en el villorrio fantasma del que se ha enseñoreado la soledad. En esta novela, Llamazares hace uso de un léxico vivo, preciso y genuino para crear un clima poético y un universo muy personal.

Comentarios