cultura

Una guía que descubre los escarabajos de la provincia, proyecto reconocido en los Félix de Azara

El autor del proyecto es Sergio Bestué Orús, que recibió el accésit en la categoría de Ayudas a la Edición de los XXII Premios Félix de Azara

Imagen de la portada de la guía
Imagen de la portada de la guía

Aproximadamente, el 40% de todas las especies de insectos descritos en el planeta son escarabajos. Es común que los habitantes del territorio se encuentren con una gran variedad de integrantes de este grupo taxonómico a lo largo de su vida, por tanto es importante saberlos identificar. Algo que se consigue gracias al libro Escarabajos de la provincia de Huesca. Diversidad, belleza e importancia, que recibió el accésit en la categoría de Ayudas a la Edición de los XXII Premios Félix de Azara.

Un arduo trabajo de varios años, explica Sergio Bestué, autor del libro, gracias al cual se ha conseguido recopilar los coleópteros más habituales del Alto Aragón, clasificados por colores (negro, rojo, azul…), tamaño (grande, medio, pequeño) o por sus antenas entre otras características. "He intentado que el lector, al ver un escarabajo en un paseo por el bosque, monte o en el jardín, pueda fijarse en sus características más notorias y encontrarlo fácilmente en el libro" añade. Una vez encontrado dentro del libro, cada escarabajo tiene su ficha de identificación con algunos datos relevantes como la familia a la que pertenece, hábitat, abundancia…

YOUTUBEINTERACTIVO

En el libro, añade, "he intentado también divulgar la visión que se tuvo o se tiene de los escarabajos en distintas culturas del planeta: en el Antiguo Egipto, Japón, México… Por ejemplo, el casco de los samuráis, que recibe el nombre de Kabuto, está inspirado en los cuernos del escarabajo rinoceronte japonés".

Editado por "Editorial Pirineo", este tomo de 253 páginas quiere presentar la belleza de estos animales, también dar a conocer la variedad de hábitos que tienen, algunos de ellos esenciales para la supervivencia del ser humano; o desvelar cómo los coleópteros se relacionan con el ecosistema. La mayor parte de los escarabajos del libro se pueden observar de abril a septiembre en flores, pues ya muchas especies florícolas que, por tanto, ayudan a la polinización.