OCIO CULTURAL

Una trampa para perdices la invitación a volver al Museo Ángel Orensanz y Artes de Serrablo

El comentario es de José María Satué que comenta este utensilio denominado “chuelo”

Chuelo
Chuelo, en el Museo Ángel Orensanz


Esta semana el Museo Ángel Orensazn y Artes de Serrablo en su ciclo Vuelve al Museo, con una nueva colaboración de José María Satué quien comenta en la página del museo de Sabiñánigo una pieza realizada por su padre, José Satué Buisán de casa Ferrer de Escartín, que se utilizaba como trampa para cazar perdices: el chuelo.

José María Satué es autor de numerosos libros fundamentales para el conocimiento de la cultura tradicional de Sobrepuerto. Entre sus obras destacan títulos como Semblanzas de Escartín, Vocabulario de Sobrepuerto, Sobrepuerto, naturaleza en silencio, ¿Qué feban dinantes en un lugar d'o cobalto d'Aragón?, Alredor d'a chaminera, Memoria de un montañés, entre otros.
Colabora semanalmente en Heraldo de Aragón con un artículo en aragonés titulado “Carasol Aragonés” y en varias revistas, como Serrablo, O Zoque, Xenera, Esparvero o Crisis.
Además, es el vocal de documentación de la Academia de l'Aragonés.