cultura

Declarado BIC el Círculo Católico de Huesca

Las excavaciones en este antiguo solar han supuesto un salto cualitativo y cuantitativo en el modo de ver la arqueología urbana en esta ciudad

Yacimiento del Círculo Católico, que el Ayuntamiento de Huesca quiere que se declare BIC
Yacimiento del Círculo Católico de Huesca

El Consejo de gobierno ha aprobado este miércoles la declaración de Bien de Interés Cultural al yacimiento arqueológico Círculo Católico de Huesca, en la categoría de conjunto de interés cultural, zona arqueológica.

De todas las intervenciones arqueológicas realizadas en el casco histórico de Huesca, son las excavaciones en este antiguo solar las que han supuesto un salto cualitativo y cuantitativo en el modo de ver la arqueología urbana en esta ciudad. A los más de seis años de actuaciones más o menos continuadas en este solar, hay que añadir la publicación de varios trabajos de investigación en los que se han dado a conocer la secuencia estratigráfica, las estructuras y los materiales más representativos asociados a cada fase de ocupación, todo ello en un sector de la ciudad que representa la zona más rica y representativa de la arqueología oscense.

Entre los elementos más destacables de este conjunto, desde el punto de vista de la arqueología oscense y aragonesa, son que se trata de un conjunto arqueológico de estructuras de cierta monumentalidad que permite conocer parte de la trama urbana de la ciudad de Osca; cuenta con elementos inmuebles bien diferenciados que representan diversos elementos representativos de una ciudad romana y de su distribución urbana, como las viviendas, un templo, las calles, así como otros edificios emparentados con el núcleo del Foro Sertoriano y Cesariano, con pervivencias hasta finales del siglo I d. C; así como varios elementos materiales cotidianos (ajuar cerámico) o de carácter suntuario que permiten conocer los elementos más característicos de carácter doméstico, junto a otros de funcionalidad más ritual, todos ellos vinculados a las estructuras monumentales recuperadas.

Entre los valores históricos que pueden señalarse respecto al conjunto conservado en el antiguo solar del Círculo Católico, destaca el hecho de que es uno de los pocos ejemplos en Aragón en los que se ofrece la oportunidad de conocer el origen y evolución de una ciudad, Huesca, desde la Prehistoria hasta época romana y alto medieval islámica, a través de los materiales arqueológicos recuperados y conservados en el Museo de Huesca y de sus estructuras de habitación o monumentales asociadas a éstos.

El conjunto del Círculo Católico se incorpora con dichos restos a las escasas muestras conservadas y musealizadas en los cascos históricos de algunos municipios aragoneses, entre los que cabe destacar los ejemplos de Caesaraugusta-Zaragoza, Bilbilis I-Calatayud, Turiaso-Tarazona, o Daroca.