copa del rey

Al Huesca se le atraganta la Copa

Contundente derrota ante el Athletic que deja sentenciada la eliminatoria con 4-0 ante los de Francisco que ofrecieron una pobre imagen 

Momento del partido jugado entre el Athletic Club de Bilbao y la SD Huesca
El Athletic Club de Bilbao superó a la SD Huesca / twitter SD Huesca

Se venía a San Mamés a ganar, pero estaba claro que con el once elegido por Francisco y ante un Athletic motivado iba a ser difícil salir airoso de este encuentro. En la primera media hora los locales sentenciaron a un Huesca que ofreció una pobre imagen y que volvió a evidenciar graves carencias. Los goles de Aduriz, en dos ocasiones, e Insua en propia puerta pusieron el 3-0 antes del descanso. Además, la lesión de Semedo fue otro contratiempo más. Beñat de falta hizo el cuarto y, aunque tuvo ocasiones, el Huesca no acertó ante la portería rival.

El entrenador oscense dio minutos a los menos habituales y la verdad es que la mayoría no los aprovecharon, especialmente Brezancic que fue señalado en el descanso tras un primer periodo en el que por su banda llegó todos los ataques y goles de los vascos con un Willians que le superó con facilidad.

El primer gol a los 9’ tras un remate de cabeza de Aduriz tras un lanzamiento de falta de Beñat, fue un golpe duro para los oscenses y es que el arranque del Athletic, mucho más intenso, fue clave. Luego llegó el 2-0 a los 26’ en otra acción por la banda izquierda con centro de Willians que tuvo la fortuna de pegar en Insua tras la parada de Werner y terminar dentro de la portería.

Solo Chimy Ávila dio alguna sensación en ataque y un disparo suyo al poste fue la ocasión más clara. Pero llegó la lesión de Semedo y unos minutos en los que tardó en entrar Pulido. Sastre retrasó su posición y el Athletic aprovechó el regalo para hacer el tercero obra de nuevo de Aduriz.

Lo mejor que podía pasar era que llegara el descanso. En la salida, Brezancic ya no salió y le sustituyó Miramón. Mejoró el equipo y los de Berizzo levantaron el pie en el acelerador. Se mereció marcar el Huesca algún gol en la segunda parte, pero entre Unai Simón y la falta de puntería no se consiguió. El que marcó fue Beñat de falta directa para hacer el 4-0 y sentenciar a un Huesca al que se le atragantaba la Copa del Rey.

Queda la vuelta para despedirse de una competición que poco le puede aportar a los azulgrana tal cual está la liga. Se perdió el efecto de intentar ganar un partido antes de ir a Vigo y ahora solo queda que pasar página y olvidar cuanto antes lo sucedido, como decía Francisco al final.

Faltaron muchos de los hombres que se antojan tienen que tirar del carro y esa es la esperanza que le queda al aficionado de cara al choque con el Celta.

Comentarios