carreras por montaña

Alquézar descuenta las horas para la décima edición de la Ultra Trail Guara Somontano

Se celebran cuatro pruebas de 103, 52, 38 y 14 kilómetros durante un intenso fin de semana

Ultra Trail Guara Somontano
La organización tiene todo preparado para la prueba

Llega este fin de semana una de las carreras más apasionantes del saturado calendario nacional de trail. Cuatro carreras, 1.400 corredores, penúltima prueba de la Spain Ultra Cup, una sierra lista para vivir el espectáculo del trail y Alquézar en plena ebullición con la décima edición de la Ultra Trail Guara Somontano.

La organización tiene cintado el recorrido y descuenta las horas para dar el inicio a la primera gran prueba: los poco más de 100 kilómetros y casi 5.000 metros de desnivel que transita por algunos de los más bellos parajes de un territorio done el deporte de aventura está cosido a sus piedras, sus almendros, sus barrancos, sus olivos y sus vides. La salida será a las 6.00 del sábado.
Como plato fuerte, la Ultra Trail Guara Somontano HG, una carrera de montaña de 103 km que recorre la gran mayoría de puntos emblemáticos. La Long Trail Guara Somontano (52 km), la Trail Guara Somontano (38 km) y la Alquézar Trail (14 km) completan la competición que se desarrolla durante todo el fin de semana.

Con Alquézar y el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara como escenarios principales, la UTGS discurre en un entorno único e inigualable por sendas, caminos y pistas. Desde la primera edición, la Ultra forma parte del circuito de carreras por montaña de referencia en España, la Spain Ultra Cup, además de la Challenge Huesca la Magia.

Es, además, décimo aniversario. Y no es fácil llegar a esa fecha. Sin duda un cumpleaños especial. Cuando desde la organización se echa la vista atrás se siente cierto escalofrío de satisfacción. Santi Santamaría, uno de los ‘jefes’ de esta prueba, recordaba esa primera vez con apenas un centenar de corredores y con una única distancia. Hoy, todo ha cambiado, pero no la esencia. Y esta no es otra que el carácter familiar de la prueba. “Nos gusta mantener la conexión con el corredor, que sienta esta carrera como suya”, subraya.

Más que crecimiento, la Ultra Trail Guara Somontano ha sido una constante evolución y, especialmente, se ha convertido en una ventana del territorio. El trail empieza a ser un argumento sólido para que muchos deportistas pongan sus ojos sobre el Somontano. Surgen los trailcamp y cada vez son más los corredores que llegan desde fuera de España para estar en la línea de salida. Hay representantes de todas las comunidades autónomas y de más de una veintena de países; franceses, por supuesto, pero también británicos y suecos conforman el mayor número de corredores al norte de la cara sur de los Pirineos.

La igualdad de los más ‘pros’ en la ultra distancia aventura un importante duelo por la victoria final tanto en chicos como en chicas. Así, David Lutzardo, Dani Aguirre y Agustín Lujan se perfilan como los principales candidatos para la victoria en Alquézar. Tampoco se descarta un ‘outsider’ en una carrera donde saber regular será importante, ni lo que puedan hacer corredores como Ezequiel Cuesta, Ramón Recatalá y Nacho Cabal. En chicas, Leticia Bullido, Gema Arenas, Leire Martínez, Belén Agut y Julia Pérez aparecen con el mejor cartel.

Pau Jordán, otro de los ‘jefes’, corredor por montaña y que conoce a la perfección el territorio por donde transitan esos más de 100 kilómetros y casi 5.000 metros de desnivel acumulado tiene claro que “hay que ser conservador en los primeros 40, a partir de allí hasta la zona de Bellostas hay que ir fresco y los últimos 30 kilómetros a morir”, desliza con una sonrisa. Guara-Somontano es una ultra exigente, el calor pese a ser octubre puede pasar factura –se calculan máximas de 24 grados y noche fresquita- y hay piedra, mucha piedra. El perfil puede engañar, porque es un sube-baja que provoca más sufrimiento de lo que uno pueda creer. Afortunadamente, las vistas del territorio actúan como un bálsamo.

La carrera de 52 kilómetros, la Long, con sus 3.000 metros de desnivel positivo mantiene el Muro como el inequívoco paso donde el nivel de exigencia pasa factura debido a sus 700 metros de desnivel en 1,5 kilómetros. La carrera tiene en Víctor Bernad, David López, Francisco Mendoza –primero en la Spain Ultra Cup sobre esta distancia- y Daniel Colom –segundo- al grueso de candidatos al triunfo final. En chicas, la nómina también tira de calidad con Mónica Vives, Dominique Van Mechgelen y Ainhoa Ostalaza como principales candidatas al triunfo final.
Esas son las dos grandes distancias de una prueba que propone una carrera de poquito más de 30 kilómetros y que sirve de test para los novatos y quienes están dispuesto a probarse para mayores empresas y la de 14 kilómetros donde las chicas rozan el 50% de quienes estarán en la línea de salida.

La décima edición ha hecho cambiar a la organización la salida de las pruebas. Y el marco elegido es brutal. La remodelación de un espacio cosido al pueblo ha permitido habilitar una plaza a los pies de una pared que corona la impresionante Colegiata de Alquézar, al lado del camino que desciende al río Vero y que conecta con sus afamadas pasarelas, un tramo también de la carrera.

Más de 400 personas se daban cita en Alquézar
La prueba reúne a unos 1.400 deportistas
Comentarios