sd huesca

Ambriz: "Somos conscientes de lo que nos jugamos, es un derbi en el que tenemos que estar a la altura"

El entrenador de la SD Huesca espera ver la mejor versión de su equipo ante el Real Zaragoza

Nacho Ambriz entrenador SD Huesca  junto con sus ayudantes durante un entrenamiento
Nacho Ambriz, junto con sus ayudantes, durante un entrenamiento

Con la buena noticia que están todos disponibles, incluidos Cristian Salvador, Ferreiro y Juan Carlos, excepto Andrei Raitu que está con su selección, el entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca analizaba el choque de este lunes sin ocultar que no es un partido más, “es un partido especial. Mañana no cuenta en qué posición vayas o cómo llegas, es algo apasionante. No hay pretextos”, decía en la previa.

Nacho Ambriz se mostraba contento por la respuesta del equipo en una semana larga de entrenamientos y la ilusión que ve en el vestuario para un partido “que sabemos que será un encuentro muy difícil, pero en este tipo de partidos cambia la mentalidad”.

Contar con todos los efectivos, excepto Ratiu, le abre opciones y demuestra que todos “quieren estar y jugarlo y es que todos quieren aportar en un encuentro con mucha rivalidad”, si bien no ve que Cristian Salvador y Ferreiro puedan ser de la partida, pero son opciones que tiene en el banquillo.

Y en referencia al rival le preocupa que el Zaragoza “tiene mucha llegada, tiene gente capaz de resolver un partido, no pasa por un buen momento, pero es un gran equipo. Nosotros tenemos que tener alegría, intensidad y carácter, y tener el temple para mantener nuestra personalidad”.

A pesar que las cosas no están saliendo como se esperaba, se muestra firme y “los resultados te pueden hacer dudar, pero hay que tener criterio para saber cuándo sí puedes o no puedes hacer tu juego” y confía que el equipo sepa entender esa situación.

Hay necesidad de sumar de tres en tres para no perder el tren de la zona alta. “Fuera de casa no hemos estado tan bien como uno quisiera, necesitamos conseguir un buen resultado y eso nos obligará a jugar un partido con mucha intensidad”, decía también.

Se trata de un partido especial en el que “vamos a defender nuestros colores, a nuestra afición, a nuestro escudo, tenemos que saberlo vivir. Que la gente vuelva a llenar los estadios nos tiene que motivar, es bueno que haya presión en las gradas, eso da vida a los jugadores”, y añadía: “pero esa presión que se mantenga en la cancha, no en la calle. La gente tiene que entender que es una parte deportiva, que no vaya a nada más”.

Por último, indicaba, que “somos conscientes de lo que nos jugamos, es un derbi en el que tenemos que estar a la altura”, como esperan los aficionados de la SD Huesca que esperan mucho de su equipo, a pesar de no llegar en buen momento a este encuentro.