balonmano

Bada Huesca no se da por vencido

El equipo necesita ganar en la pista de Cuenca y esperar la derrota de Anaitasuna para ser quinto

Entrenamiento balonmano Huesca
El equipo apura la semana de entrenamientos

El Bada Huesca disputa este sábado en Cuenca el último partido de liga en una jornada en la que todavía tiene opciones de poder alcanzar el quinto puesto, que da derecho a jugar competición europea la próxima temporada. Los de Nolasco preparan la visita a la cancha de Ciudad Encantada sin presión y con ganas de hacer un buen partido y de no renunciar a nada. No solamente hay que ganar, sino que además hay que esperar la derrota de Anaitasuna en Zamora.

Los jugadores son conscientes de la dificultad que tiene y más contando que Cuenca depende de sí mismo y se juega ante su afición la plaza europea. Es un partido "muy, muy difícil", señalaba Gerard Carmona en SER Deportivos en Radio Huesca. Y es que los locales "saben que si ganan ya están en Europa".

Se espera una gran entrada en el pabellón El Sargal donde habrá "mucha presión, pero tenemos que intentar ganarlo y esperar", señala el jugador del BM Huesca. No es imposible, pero está claro que no es la mejor situación para afrontar esta última jornada liguera.

Es el colofón a una buena temporada, en general, del equipo, "superamos los puntos del año pasado y hay que valorarlo positivamente. Estamos satisfechos y contentos", indicaba Carmona. Las lesiones han sido un hándicap importante y, además, en partidos decisivos donde "perdimos algún punto clave".

Todos los partidos se juegan este sábado, a las 17 horas, en horario unificado por lo que habrá que estar atentos a lo que suceda en Cuenca y en Zamora. En este caso, Anaitasuna se mide a un equipo descendido y con pocas motivaciones, mientras que en el partido de los conquenses y los de Nolasco se espera mucha más intensidad, puesto que los dos necesitan el triunfo para alcanzar el objetivo.

Gerard Carmona, jugador Bada Huesca
Comentarios