sd huesca

Cinco partidos para seguir creyendo

El equipo entrenará toda la semana en sesiones a puerta cerrada para preparar un partido clave ante el Levante

SD Huesca entrenamiento IFPE Montearagón
El equipo vuelve este lunes a los entrenamientos

Levante, Celta de Vigo, Real Madrid, Villarreal y Valencia son los cinco partidos de liga que le quedan a los de Francisco para finalizar el año. No es, a priori, el mejor calendario para sumar puntos, pero al Huesca le tiene que dar igual el rival y pelear cada partido hasta el final, si quiere salir de la situación en la que está en la clasificación. Son 15 puntos en juego de los que hay que intentar conseguir los máximos posibles para que se recupere la confianza.

Desde este lunes, la plantilla se ejercitará a puerta cerrada durante todas las sesiones para preparar en las mejores condiciones un encuentro que es trascendental para la suerte de los azulgrana. Además, habrá trabajo individualizado por las tardes. Sin duda que una clara apuesta del cuadro técnico por mejorar el aspecto físico de un Huesca que ya no tiene margen de error.

El choque ante el Levante en casa es vital ante un rival que está haciendo bien las cosas, pero que acudirá con bajas importantes. Y es que no le queda otra al Huesca que sumar tres puntos. Como señalaba Camacho tras el amistoso con el Éibar, "nosotros intentamos ser fuertes, no llegan los resultados que nos gustaría, y no queda otra que seguir trabajando, meterle cada uno lo que pueda, y esperamos que lleguen los resultados positivos cuanto antes".

Con el ascenso se esperaba un año bonito, pero la trayectoria negativa esta empañando esa ilusión y "lo de disfrutar nos está costando bastante porque los resultados y la clasificación no son los mejores", decía Camacho.

El capitán tiene claro que ante el Levante "hay que intentar ganar en casa y brindar esa primera victoria a la afición y sumar tres puntos que nos acerquen a la zona de salvación". Es cierto que "asusta todo el calendario", indica Camacho, pero añade que "el Huesca es un rival al que a todos les parece pequeño, humilde, y nosotros tenemos el respeto a la competición y a los equipos contrarios".

Pero la idea para el próximo partido ante el Levante es clara "hay que intentar ganarle como sea", indica un Juanjo Camacho que sigue esperando tener su oportunidad en el campo. De momento, intenta apoyar desde fuera y en los entrenamientos.

El objetivo a la vuelta del descanso del fin de semana es recuperar al máximo de efectivos posibles. La principal duda es Melero e Insua también parece complicado que llegue ante el Levante. Más factible parece contar con Etxeita y Chimy Ávila que evolucionan favorablemente de sus lesiones. Miramón sufrió un golpe ante el Éibar que se espera no sea grave. También habrá que estar pendientes de la vuelta de los internacionales Akapo, Gurler y Jovanovic.

Comentarios